En los 90 nadie llenaba las salas de cine como ella. TCM dará consecutivas cuatro de sus películas más emblemáticas (que no es lo mismo que mejores)

Por: Víctor Fernández G. 22 noviembre, 2015
Sharon Stone.
Sharon Stone.

No era la mejor actriz. Tampoco la peor. Sin embargo, verla es un gusto, el legítimo taco de ojo. En los 90 a Sharon Stone se le aplicaba muy bien aquel dicho de los abuelos de que hasta el sol se paraba a verla.

La carrera de Sharon empezó en los 80 con apariciones televisivas sin relevancia en series símbolo de la era, como T.J. Hooker, Magnum y Remington Steele . Era otra rubia más haciéndose carrera en Hollywood y dispuestas a aceptar roles secundarios en filmes del “calibre” de Academia de policía 4 y Action Jackson .

Fue en 1990 en que todo cambió. Y es a esa Sharon, la mediática y taquillera diva de aquella década, a la que el canal TCM dedicará buena parte de su programación el sábado 28 de noviembre. Ese día, el canal de los clásicos dará cuatro de los filmes más sonados de Stone. No son necesariamente sus mejores películas pero no por eso arrugue la cara antes de tiempo (de por sí, cualquier selección del trabajo de Stone que no incluya a Casino ya peca de incompleta).

La maratónica se iniciará a las 5:45 p. m. con The Quick and the Dead , un western de 1995 en el que Sharon interpreta a una pistolera que llega a un pueblo en busca de una añeja venganza. El filme se hizo justo en la etapa de mayor fama de Stone y cuenta con un reparto de lujo con Gene Hackman, un ascendente Leonardo DiCaprio y el australiano Russell Crowe en su debut hollywoodense.

La segunda cinta de la tarde será El vengador del futuro ( Total Recall ), el filme de ciencia ficción de 1990 que sacó a Sharon del anonimato. Aquí comparte créditos con Arnold Schwarzenneger y muestra sus habilidades para las escenas de pelea, incluso con su personaje pateándole sin contemplaciones el trasero al enorme y musculoso astro australiano.

La noche subirá de intensidad con la obra maestra de Sharon como actriz: Bajos instintos (1992). Poco queda por decir de la película que más ha visto accionar el botón de “Pausa” en el consumo casero, gracias a la mítica escena del cruce de piernas de Sharon. Además, se trata de un thriller de tremenda factura, en el que la actriz cimentó su imagen de mujer fatal.

Precisamente fue esa aura de mortal sensualidad la que la llevó a Sliver , otro thriller erótico. De 1993, fue un fracaso de crítica y taquilla y tan olvidable como los coprotagonistas de Stone: William Baldwin y Tom Bererger.

Aún así, a la cinta algunos la recordarán por varias escenas de desnudos y por lanzar al clásico cover de Can't Help Falling in Love , el último número uno que logró la banda de reggae UB40.

Véalo. Sábado 28. TCM. 5:45 P.M.

Etiquetado como: