Como buen niño de once años, Boyster quiere liderar una vida normal y corriente, y quiere mantener sus secretos lejos del círculo social que lo rodea. ¿Podrá ocultar sus poderes y sus defectos?

Por: Alessandro Solís Lerici 23 mayo, 2015
¿Es un niño? ¿Es una ostra? ¡Es ‘Boyster’!
¿Es un niño? ¿Es una ostra? ¡Es ‘Boyster’!

Como buen niño de once años, Boyster quiere liderar una vida normal y corriente, y quiere mantener sus secretos lejos del círculo social que lo rodea. ¿Podrá ocultar sus poderes y sus defectos?

Mitad humano y mitad ostra, nacido producto de un derrame tóxico y adoptado por humanos, Boyster es la estrella protagonista de la serie de televisión del mismo nombre que el canal de cable Disney XD estrenará esta semana en Latinoamérica.

“¿Qué niño puede entender el canto de las ballenas, posee un caparazón parlante y puede hacer perlas tan solo comiendo tiza?”, lee parte de la sinopsis de la serie, en la que se explica cómo Boyster es –claramente– un carajo muy distinto a sus contemporáneos.

Véalo. Lunes 25. Disney XD. 6:00 P.M.

Su mitad de ostra le da la facilidad para ser prácticamente elástico y tener visión nocturna, así como a controlar la presión del agua, pero también lo hace derramar tinta de sus extremidades y le genera un terrible olor a pescado. Una de cal y otra de arena.

Su secreto es frágil y en cualquier momento puede descubrirse, pues aparte de que hay elementos que delatan su maravillosa identidad, su concha anda suelta y tiene identidad propia: Shelby es su otra mitad, una creatura extraña que puede volar y que utiliza la televisión como su escuela.

Pero antes de pensar en cómo se puede caer la casa de cartas y venirse al suelo el secreto de Boyster, valdrá la pena considerar todas las aventuras que el niño ostra liderará con sus amigos.

Por ejemplo, con Rafik habrá bastantes travesuras. Rafik es el mejor amigo de Boyster y es la única persona en el mundo –sin contar a Shelby– que conoce su secreto, y su actitud y cariño para con Boyster le dará esperanza.

Habrá enemigos también, como Ozzy, el bully de la escuela y un maestro de la hostilidad, pero también habrá posibilidades de amor con Alicia, la niña de la que Boyster se enamoró al minuto uno. La vida será divertida –cuando menos– para el niño mitad ostra.

Etiquetado como: