Bring It! lanza a la batalla del baile a las jóvenes Dancing Dolls, cuya meta es ser las mejores. Sufrirán para lograrlo.

Por: Fernando Chaves Espinach 6 septiembre, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Cualquier bailarín sabe de sobra que si no se dejan cuerpo y alma en la pista, el público olvida pronto. No es fácil. A veces duele. A veces no se logra nada. Las Dancing Dolls batallarán por ser las mejores y, de la mano de la exigente Miss D, descubrirán que este sueño tiene un alto precio.

Bring It! , uno de los programas recientes más exitosos de Lifetime, llega a Biography Channel cargado de hip-hop y de las historias de chicas que desean triunfar en las demandantes competencias de baile femenino.

Las Dancing Dolls of Jackson (Mississippi) son la agrupación que Dianna Williams, Miss D, fundó en el 2001 y que conforman chicas de entre 7 y 17 años.

Bajo la égida de la coreógrafa y bailarina, han conquistado más de quince campeonatos de hip-hop y han obtenido cerca de 100 premios, según la cadena televisiva.

En el programa, veremos cómo se preparan las chicas para competir en las principales luchas de baile en el sur de Estados Unidos. En Bring It! atestiguaremos las presiones de interpretar solos, las madres insistentes que quieren las mejores condiciones para sus niñas, los roces con Miss D y muchas lecciones aprendidas con sudor y músculos extenuados.

Conoceremos a muchachas como Camryn, quien sueña con tener su propio estudio de baile, así como a la atrevida Sunjai y sus madres, que no las dejan solas aquí.

Véalo. LUNES 08. Canal FX. 09:00 P.M.

La pena y la gloria. Queda claro desde el primer episodio: en el mundo de Miss D no hay campo para la mediocridad.

¿Qué hace a este show distinguirse del otro conocido programa de baile, Dance Moms ? Para empezar, la entrenadora baila (desde los tres años danza tap , ballet , hip-hop ...), a diferencia de Dance Moms, donde la entrenadora las ve “desde la barrera”.

Si ha visto a la Abby Lee Dance Company bailar, notará una gran diferencia en los estilos de baile, ya que las chicas de Miss D dominan el jazz , técnicas de porrismo y de danza urbana.

Para Miss D, las claves del éxito son “buena educación, persistencia y autovaloración positiva”. Eso no le quita ni un poco de su firmeza al regañar a las rezagadas y las indisciplinadas, según podemos ver desde los capítulos iniciales.

Desde marzo, el show se ha mantenido en franco crecimiento. En su primer episodio alcanzó a más de un millón de espectadores, y ya sobrepasó los dos millones. La cadena ya ordenó una nueva temporada de las aventuras de las bailarinas, por lo que podemos esperar más hip-hop en los próximos meses.

Está muy bien que las Dancing Dolls sepan moverse en la pista, pero ¿sabrán entretenernos en televisión?