6 febrero, 2016
El Topo: Tiempos de infamia
El Topo: Tiempos de infamia

El desenlace que tuvo el –por ahora– último escandalete por la supuesta difusión de videos íntimos con figuras públicas como protagonistas nos dejó patitiesos y peliparados. Siempre que esto ocurre, es víctima la persona cuya intimidad fue vulnerada. En este caso, hubo doble victimización porque la protagonista de fuertes videos, resultó no serlo.

El caso no habría tenido importancia ni hubiera trascendido de celular en celular y de boca en boca,de no ser por el calibre de infamia del que estuvo provisto este episodio, con el que se quiso afectar a la exdiputada sancarleña Mireya Zamora. Justo este domingo, ella se bate en las urnas en un intento por llegar a la alcaldía de ese hermoso cantón.

Toda la matráfula estuvo fríamente calculada, nada de aprendices, no. A finales de la semana pasada empezaron a circular las fotos de campaña de doña Mireya, acompañadas de un video corto en el que aparecía una mujer bastante parecida a ella –hasta con unos aretes idénticos a unos que usó Zamora en una foto oficial– en los preliminares de un acto sexual.

El parecido físico entre las dos mujeres era alarmante, pero el audio “a la tica” y otros detalles sospechosos sembraban la intriga. A la altura del lunes el video no era uno, sino dos... luego tres... ya al cuarto, empezó a surgir la duda, pero entonces, un post en la cuenta de Facebook de doña Mireya terminó por convencer a los incrédulos.

En el mismo, la política admitía (con retórica serena y elegante) que le habían robado el celular, que los videos e imágenes que circulaban eran material privado de situaciones normales que se dan entre una pareja, que lamentaba lo ocurrido y que esperaba que igual votaran por ella este domingo 7 de febrero.

El Topo: Tiempos de infamia
El Topo: Tiempos de infamia

Se despejaron las dudas de momento y los videos de la supuesta Mireya Rojas se multiplicaron al mismo ritmo que el morbo y los memes.

Pero el martes, finalmente, con toda la ecuanimidad del caso y ante consultas de la prensa, Mireya Zamora explicó que la mujer que aparecía en los videos no era ella, que le habían hackeado la página de Facebook (obviamente los mismos enemigos políticos que intentaron hacerle la canallada) y que acudiría a las autoridades en vista de la gravedad de los hechos.

De momento el asunto sonó cajonero (eso es lo que han argumentado muchas personas que han visto vulnerada su intimidad), pero resulta que en el caso de doña Mireya, todo era cierto: la suplantación se hizo con base en fotos y videos de una actriz porno brasileña y, evidentemente, se orquestó de modo que fuera creíble y que propiciara un escándalo... justamente una semana antes de las elecciones para alcaldes.

Deshecho el entuerto, y aunque ustedes no lo crean, los memes de apoyo a doña Mireya siguieron. ¡Hasta camisetas se estamparon en favor de su elección! Claro, no sabemos si iban dirigidas a la política o a la actriz de los videos, pero la cosa es que el apoyo también se volvió viral. Ya incluso con la realidad de frente, medio país siguió bromeando y lo cierto es que, como dijo un analista político muy inteligente este miércoles, todo este embrollo bien podría volverse un bumerán para los delincuentes que quisieron hacer la maldad, pues ahora todo el país conoce masivamente a dos candidatos a la alcaldía: uno es Johnny Araya y la otra, Mireya Zamora Alvarado.

A pesar de lo grueso del escandalete, doña Mireya se mantuvo imperturbable y hasta dijo que ni había visto “el video” (son varios, pero por lo visto, no vio ni el primero, bien por ella). La cosa es que, nunca mejor dicho, en este caso, es cierto aquello de que “no existe la mala publicidad”. Sobre todo, cuando la inocencia campea sobre la maledicencia. He dicho.

El Topo: Tiempos de infamia
El Topo: Tiempos de infamia

Hablábamos la semana pasada de la necesidad de reinventarse de los medios de comunicación, a raíz de los cambios que se vienen en Buen día . Lo que no nos esperábamos era que Giros –la revista matutina que ha sido digna competidora de Buen día – iba a sorprendernos esta semana con un video que muestra todo menos reinvención.

En una sección reciente del programa, llamada Pase adelante , el periodista Sergio González invita a dos personas que tengan un problema por resolver, y a un abogado o experto en la materia que ayude a conciliar la situación. Es como ver Caso cerrado con la doctora Ana María Polo... ¡pero peor!

Esta semana, Pase adelante invitó a una inquilina y a su arrendataria, quien asegura que en el apartamento hay fantasmas, por lo que necesita cambiar de residencia y solicita que se le devuelva el depósito. En otras ocasiones, se han tratado conflictos como el de un empleador que suspendió a un obrero que llegó borracho, y el de una vecina que se queja del perro bravo de su vecino.

No hay veredicto final como en Caso cerrado , ni las tramas son tan entretenidas como en el clásico programa de la señora Polo. Más bien, los diez o más minutos que se alarga la sección resultan graciosos por todas las razones equivocadas, y –al igual que en Caso cerrado – uno no puede evitar preguntarse si se trata de actores con contrato de Repretel.

Entre esto, y el ya usual uso de fuentes anónimas en notas morbosas, Giros nos deja un mal sabor de boca en una época en la que es necesario que formatos como este se actualicen para sobrevivir.

15 años está cumpliendo en este febrero el canal DestinosTV y, entre sus propuestas de renovación, habrá un interesante pasaje a la nostalgia, pues reaparecerán como invitados presentadores, sin contar con el “gallo tapao” que se tenían y es el regreso formal de Enrique Rodríguez al staff de conductores permanentes.

Entre los ex-Destinos que irán apareciendo estarán Adriana Quesada, Marisol Soto, Nadia Aldana, Pablo Rodríguez, Vicente Tepedino y Randy Allen. Pronto ofreceremos más información sobre las novedades que ofrece DestinosTV, ahora que está en el pleno apogeo de su adolescencia.

El Topo: Tiempos de infamia
El Topo: Tiempos de infamia

Juan Luis Hernández Fuertes compartió las novedades sobre su estado de salud. Resulta que, si bien la cirugía que se le realizó en diciembre fue exitosa, hay residuos de cáncer y deberá someterse a quimioterapia durante los próximos seis meses. Nuestro abrazo solidario, igual que el de miles de costarricenses que lo apoyan día a día por medio de redes sociales. Juan Luis es un campeón, un ícono como técnico, como entrevistador y como personaje. Esperamos tenerlo muy pronto en Tiquicia, ya recuperándose. Por lo pronto está llevando el tratamiento en su Madrid natal.

La calle de la bohemia en Tibás está albergando por estos días en el Teatro de la luna (100 este, 50 norte de la Municipalidad) la obra Las Ex-Missis , de Alexánder Campos y que recrea una divertida e insólita situación donde tres mujeres que no se conocen entre sí, llenas de experiencias “casuales”, quedan atrapadas en una parada de autobuses. Las risas abundan, pero también las reflexiones sobre la solidaridad. Nosotros insistimos en que el teatro en los cantones y en los pueblos ofrecen una opción sana de entretenimiento, y hasta ahora ningún cantón –aparte de San José– lo está logrando como Tibás. Bien por los propietarios que se han echado ese tanate a cuestas, nadie dijo que fuera fácil pero, por lo visto, están satisfaciendo a un nicho importante de la población. Ganar-ganar, se llama eso.

Etiquetado como: