2 septiembre
El lunes, fuimos miles los que amanecimos con el alma adolorida tras presenciar la barbarie que se vivió en las afueras del Fello Meza. Sin embargo, la historia de Pedro, el simpático “guachimán” que fue por primera vez a un clásico, nos devolvió un poco de esperanza.
El lunes, fuimos miles los que amanecimos con el alma adolorida tras presenciar la barbarie que se vivió en las afueras del Fello Meza. Sin embargo, la historia de Pedro, el simpático “guachimán” que fue por primera vez a un clásico, nos devolvió un poco de esperanza.

El estupor no se nos va a pasar, no se nos puede pasar. Lo que ocurrió en Cartago previo al juego contra Heredia, el domingo pasado, nos rasgó el alma, nos desbordó la incomprensión y la pura y santa verdad, nos llevó a preguntarnos hasta qué grado se nos ha enfermado la sociedad costarricenses en cuestión de unas cuantas décadas.

Hablar sobre la barbarie que se genera por cuenta de los fanáticos del fútbol es, a estas alturas, llover sobre mojado. Lo clubes están tomando medidas y la ley ha hecho lo suyo también con los responsables de semejantes agresiones, todo por cuenta de una preferencia futbolística.

Sin embargo, el lunes el diario La Teja nos hizo sentir un fresquito en el corazón al publicar la linda historia de Pedrito, un simpático guachimán que trabaja en las afueras de Sabor a Tango, en La Sabana, y quien ya hace poco se había robado el show cuando apareció como “el colado” en la foto del almuerzo de despedida que organizaron los participantes de la reciente edición de Tu cara me suena .

También había logrado recientemente un fotón con el astro brasileño Ronaldinho (como quien dice ¡está enrachado Pedrito!).

El caso es que Mario Chacón, integrante de La Media Docena, se alió con el volante manudo Pablo Gabas para cumplir la visita del guachimán al Morera Soto. Mario es codueño del restaurante en el que trabaja Pedro.

No es necesario reseñar lo que fue para aquel personaje visitar un estadio y ver un partido por primera vez, nada menos que un clásico emblemático porque sacó a la Liga de su tremebunda mala racha... Lo que vemos en las fotos anexas lo dicen todo: eso es el fútbol. El fútbol es, para millones, el deporte más hermoso del mundo. Hasta las pérdidas suelen ser un trago amargo que se digiere con gusto, porque tarde o temprano vendrá la revancha y el gane sabrá más rico.

Pero, ante todo, el fútbol es un deporte, es arte, es belleza y puede ser felicidad total... como la que se desprende del rostro de Pedrito en ese fotón a rostro entero, cuando celebraba el segundo gol de su equipo. La euforia de Pedrito ese día, tan contrapuesta a las sucias acciones de los gamberros que casi se malmatan entre ellos en Cartago, nos devolvió el ímpetu de la semana, ese que nos arrebataron los violentos desde el domingo en la tarde.

No lo pudo decir mejor el periodista de La Teja , Sergio Alvarado Pol: “Entre tanta noticia terrible relacionada al fútbol este fin de semana, a mi me alegra publicar la historia de Pedrito, que nos muestra la otra cara de la moneda, cómo gozar del deporte con intensidad y al mismo tiempo con inocencia”.

Nos alegra en demasía que los buenazos del grupo DTour cumplieron hace pocos días un sueño que cualquier beatlemaniaco quisiera vivir, ya que fueron una de las bandas que se ganaron el derecho a participar en el Festival Beatle más importante del mundo, conocido como International Beatleweek, que se realizó ni más ni menos que en Liverpool, Inglaterra, la cuna de Los Cuatro Grandes. Por supuesto, aprovecharon para fotografiarse en los lugares más icónicos de la ciudad.
Nos alegra en demasía que los buenazos del grupo DTour cumplieron hace pocos días un sueño que cualquier beatlemaniaco quisiera vivir, ya que fueron una de las bandas que se ganaron el derecho a participar en el Festival Beatle más importante del mundo, conocido como International Beatleweek, que se realizó ni más ni menos que en Liverpool, Inglaterra, la cuna de Los Cuatro Grandes. Por supuesto, aprovecharon para fotografiarse en los lugares más icónicos de la ciudad.

Bien es sabido que los músicos nacionales tienen que pulsearla con uñas y dientes para cumplir sus sueños y –lamentablemente– son pocas las ocasiones en que salen bien apadrinados. Pues bien, resulta que los buenazos del grupo DTour cumplieron hace pocos días un sueño que cualquier beatlemaniaco quisiera vivir, ya que fueron una de las bandas que se ganaron el derecho a participar en el Festival Beatle más importante del mundo, conocido como International Beatleweek, que se realizó ni más ni menos que en Liverpool, Inglaterra, la cuna de Los Cuatro Grandes.

Eduardo “Ed” Quesada, Pablo Sanabria (ambos voz y guitarra), Mario Hernández (bajo) y Andrés González (batería) estuvieron del 23 al 29 de agosto en el ese encuentro al que accedieron luego de ganar en diciembre anterior en Argentina, la Semana Beatle (única banda de Centroamérica en lograrlo hasta el momento). Las fotos de los DTour le hacen la boca agua a un buen fan de los Fab Four, visitaron el estudio de grabación Abbey Road y por supuesto que se fotografiaron en el mítico cruce peatonal que dio vida al penúltimo álbum que publicó la banda en 1968.

Y como si fuera poco, los ticos tocaron en The Cavern Club, el bar en donde Paul, John, Ringo y George mataron “sus primeros chivos”. Eso sí, el camino para llegar hasta el festival estuvo empinado para los músicos nacionales, ya que se las tuvieron con ingeniar a puras rifas, conciertos y hasta recolectar efectivo en un chanchito que pasaban durante sus presentaciones. Así que nos alegra que la gente que la pulsea de lo lindo alcance sus metas y ojalá que para la próxima alguna empresa o marca se apunte a la aventura de estos beatlemaniacos que se chollaron las nalgas pa’ cruzar el charco.

Hablando de papás, papacitos y suegros... El conocido cirujano plástico Christian Rivera vivió un día muy especial este miércoles cuando celebró el cumpleaños 17 de su primogénita Valeria, quien estudia en Suiza. Padre e hija celebraron con un viaje a Split, Croacia. La hermosa muchacha reside en Ginebra, donde pronto se reincorporará a sus estudios de economía tras el receso por vacaciones.
Hablando de papás, papacitos y suegros... El conocido cirujano plástico Christian Rivera vivió un día muy especial este miércoles cuando celebró el cumpleaños 17 de su primogénita Valeria, quien estudia en Suiza. Padre e hija celebraron con un viaje a Split, Croacia. La hermosa muchacha reside en Ginebra, donde pronto se reincorporará a sus estudios de economía tras el receso por vacaciones.

Agosto nos dejó mucha moda local e internacional: el pasado 26, en el marco del décimo sexto aniversario del Costa Rica Fashion Week (en el Aurola Holiday Inn) este Topo no perdió detalle (en primera fila) de la pasarela Rosa de Personalidades cuyos fondos serán destinados a la Fundacion Ana Ross.

Esta fotografía quizá pasó un poco de lejos al ser publicada el domingo en el especial de ‘Revista Dominical’ sobre la historia de la televisión en Costa Rica. Quienes ya peinan canas recordarán al legendario Chungaleta, quien aquí está acompañado nada menos que de Marcia Saborío, entonces una tierna infante (igualita a Shirley Yahaira), cuando esta fue reina de Chungalandia. ¡La belleza!
Esta fotografía quizá pasó un poco de lejos al ser publicada el domingo en el especial de ‘Revista Dominical’ sobre la historia de la televisión en Costa Rica. Quienes ya peinan canas recordarán al legendario Chungaleta, quien aquí está acompañado nada menos que de Marcia Saborío, entonces una tierna infante (igualita a Shirley Yahaira), cuando esta fue reina de Chungalandia. ¡La belleza!

Y entonces ¡oh suceso! en el desfile de trajes de la modista Amanda Moncada, vimos elegante, empoderada y bellamente ataviada, a la sonriente primera actriz María Torres, quien provocó una andanada de aplausos que hasta a nosotros nos emocionó. Hubo quienes no contuvieron su euforia y la detuvieron en plena pasarela para hacerse el consabido selfie .

Otra estampita bella, para volver a creer que no todo está perdido: este miércoles un grupo de niños pequeños, provenientes del colegio Sek, andaban de excursión en el Servicio de Vigilancia Aérea del Aeropuerto Juan Santamaría cuando, por pura coincidencia, iba saliendo la Tricolor hacia tierras estadounidenses. Espontáneamente, los chiquillos empezaron a cantar el “oe oe” y los muchachos pasaron chocando palmas con los infantes. Sin ninguna duda, ambos grupos se nutrieron el uno al otro por igual. Encuentre el video de aquel momento en nuestro sitio web.
Otra estampita bella, para volver a creer que no todo está perdido: este miércoles un grupo de niños pequeños, provenientes del colegio Sek, andaban de excursión en el Servicio de Vigilancia Aérea del Aeropuerto Juan Santamaría cuando, por pura coincidencia, iba saliendo la Tricolor hacia tierras estadounidenses. Espontáneamente, los chiquillos empezaron a cantar el “oe oe” y los muchachos pasaron chocando palmas con los infantes. Sin ninguna duda, ambos grupos se nutrieron el uno al otro por igual. Encuentre el video de aquel momento en nuestro sitio web.

Así sacó la faena la también actriz Marcela Ugalde Casafont (a quien aquella noche le descubrimos unos tatuajes di-vi-nos en un brazo). La presentadora Laura Rodríguez cerró el desfile luciendo una pieza al mejor estilo torera sexy: la desenvuelta exconductora de canal 7 estuvo acompañada de su esposo quien, eso sí y como es usual, no se dejó ver mucho.

¿Vuelven los Intrusos? No, no se trata de un regreso el desaparecido programa de Repretel, sino más bien del cumpleaños de la expresentadora Mariana Loranca, que fue la excusa perfecta para reunir a algunos de los rostros más conocidos de ese polémico espacio. No podían faltar la también conductora Johanna Ortiz, el periodista Fabricio Solís y, por supuesto, la cumpleañera que se veía radiante esa noche. Se nos hace la boca agua solo de ver cuánto gozaron y en especial porque la celebración se realizó en Wine Town, en Escazú Village, uno de los nuevos lugares de moda para los amantes del buen vino y la gastronomía. La próxima, invitan. Los mejores deseos para Mariana.
¿Vuelven los Intrusos? No, no se trata de un regreso el desaparecido programa de Repretel, sino más bien del cumpleaños de la expresentadora Mariana Loranca, que fue la excusa perfecta para reunir a algunos de los rostros más conocidos de ese polémico espacio. No podían faltar la también conductora Johanna Ortiz, el periodista Fabricio Solís y, por supuesto, la cumpleañera que se veía radiante esa noche. Se nos hace la boca agua solo de ver cuánto gozaron y en especial porque la celebración se realizó en Wine Town, en Escazú Village, uno de los nuevos lugares de moda para los amantes del buen vino y la gastronomía. La próxima, invitan. Los mejores deseos para Mariana.

Entre bastidores Cindy Villalta y ella hablaron de las bondades y espinas del matrimonio; Cindy es esposa del también presentador Italo Marenco y ambas se ven felices en sus relaciones peeerooo, nos quedó claro que ninguna se ve chineando un bebé a corto o mediano plazo. El evento estuvo sencillo, auténtico y vistoso. Pero que no se lo cuenten: encuentre el registro gráfico en la página 30 de esta edición.

Etiquetado como: