Durante toda la semana, los superpoderes, la aventura y la fantasía se encargarán de mantener pegados a la pantalla a quienes odian las películas de corte lacrimógeno

Por: Gloriana Corrales 15 noviembre, 2014

Para ser un héroe, se necesita valentía y mucho coraje; pero para estar en la pantalla de Space durante esta próxima semana, se necesita haberse convertido en un ícono de la cultura pop.

Personajes como Superman, Hulk, La Máscara, Harry Potter, Frodo, y hasta el amante de la velocidad Brian O’Conner no podrían faltar entre la parrilla de programación.

El especial Héroes y superhéroes , que se extenderá desde este lunes por la mañana hasta las primeras horas del 24 de noviembre, es también la ocasión perfecta para el estreno de la cinta Hancock (2008), protagonizada por Will Smith.

El filme relata las aventuras (¿o desventuras?) de una especie de héroe bastante impopular que, aunque logra salvar muchas vidas con sus acciones, causa al mismo tiempo grandes catástrofes en la ciudad de Los Ángeles.

Hellboy II: El ejército dorado se transmitirá el viernes a las 9:50 p. m. y el sábado a las 4:50 p. m. | SPACE PARA LN
Hellboy II: El ejército dorado se transmitirá el viernes a las 9:50 p. m. y el sábado a las 4:50 p. m. | SPACE PARA LN

Hancock es muy divertida, aunque quizá se pasa de la raya con destruirlo todo. Smith hace que el personaje sea más sutil de lo que debería ser, lleno de cuestionamientos propios, pero “muy anuente a aprender”, destaca el reconocido crítico estadounidense Roger Ebert, del diario Chicago Sun-Times.

Pero quienes carecen de poderes no tienen razón para quedarse excluidos de este especial televisivo. Por supuesto, sería imperdonable la ausencia de los actores que se ganaron un lugar en Hollywood con su valía y su bien esculpida figura, como Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger, Jean-Claude Van Damme, Jason Statham, Steven Seagal, Jet Li, Liam Neeson, Harrison Ford y Clint Eastwood.

Lo cierto es que, durante una semana, no habrá pretexto para mantener bajos los niveles de adrenalina, y mucho menos, para despegarse de la pantalla.