8 marzo, 2014
Ellen DeGeneres ordenó pizzas a Big Mama's & Papa's Pizzería. El repartidor no era un actor.
Ellen DeGeneres ordenó pizzas a Big Mama's & Papa's Pizzería. El repartidor no era un actor.

C uando le informaron que debía llevar un pedido al Teatro Dolby de Los Ángeles, jamás imaginó que sería la invitación a convertirse en una de las personas más envidiadas del mundo, pues compartiría con las más distinguidas estrellas de Hollywood.

Edgar Martirosyan, de origen armenio, llegó al lugar y la producción le indicó que esperada detrás del escenario; de un momento a otro, la conductora de los premios, Ellen DeGeneres, lo invitó a pasar.

“No sabía. Simplemente estaba asombrado. Fue un momento realmente genial”, expresó Martirosyan, quien es codueño de la pizzería The Big Mama’s and Papa’s.

Aunque el recibir mil dólares de propina, que le fueron entregados al siguiente día por la propia Ellen en su talk show , fue uno de los grandes beneficios, el empresario afirmó que lo que más lo hizo feliz fue darle un pedazo de pizza a Julia Roberts.

“Es la mujer de mis sueños. Veo todas sus películas y fue una locura para mí para entregarle la pizza. Ella realmente es muchísimo más hermosa en persona, así que me cautivó por completo”, afirmó durante la entrevista con DeGeneres.

Martirosyan, quien pasó de ser repartidor a dueño de la franquicia, se trasladó a Moscú a la edad de 10 años, para luego llegar a EE.UU. y vivir el sueño americano.