Emociones. Las 10 parejas participantes bailaron en medio de nervios y protestas, augurando una primera gala inolvidable

Por: Lysalex Hernández A. 11 septiembre, 2016

La tercera temporada de Dancing with the Stars comenzó en medio de un ambiente de sentimientos encontrados, arrepentimientos y manifestaciones ciudadanas. Todo pintaba para que este domingo fuera inolvidable, al menos para las 10 parejas que iniciaron su camino para alzarse con el ansiado trofeo de cristales.

Sin embargo, en una noche que amenazaba con desbordarse de lluvia, el inicio del concurso también se vio empañado por la manifestación hecha por padres y familiares de personas que padecen autismo.

A tan solo escasos 15 minutos para las 7 p. m., hora en la que el programa comenzaría, alrededor de unas 100 personas se hicieron presentes en las afueras del Estudio Marco Picado, para protestar en contra de la participación de Jalé Berahimi y Karina Ramos.

El objetivo era muy claro: expresar su disconformidad y exigir el despido de las dos presentadoras, luego de los comentarios hechos por ambas sobre la condición del autismo en la red social Snapchat.

Derechos. La manifestación contra las declaraciones de Jalé Berahimi empezaron antes de la emisión del programa. Melissa Fernández
Derechos. La manifestación contra las declaraciones de Jalé Berahimi empezaron antes de la emisión del programa. Melissa Fernández

Acompañados de pancartas, globos y música, las distintas organizaciones, que anoche fueron lideradas por el diputado liberacionista Ronny Monge y la Escuela Neuropsiquiátrica Infantil, solicitaban una mayor sensibilización hacia las personas autistas.

“Nosotros conocemos a don René Picado, sabemos que es una muy buena persona y que lo que ellas dijeron no representan la opinión de él. Sin embargo, lo invitamos a que eduque a cada uno de sus empleados sobre las condiciones especiales de las personas que padecen de autismo, porque eso los hace seres únicos”, expresó Luis Hernández, uno de los manifestantes.

Sorpresa. El chef Daniel Vargas bailó con Lucía Jiménez y juntos obtuvieron el puntaje más alto de la noche. Melissa Fernández
Sorpresa. El chef Daniel Vargas bailó con Lucía Jiménez y juntos obtuvieron el puntaje más alto de la noche. Melissa Fernández

Aunque la lluvia amenazaba con dispersar a las personas, la opinión se dividía entre quienes buscaban promover la educación y tolerancia a quienes padecen de esta condición, y aquellos que exigían que Jalé Berahimi y Karina Ramos fueran expulsadas de la competencia de ballroom .

Desde adentro. La otra cara de la moneda de la primera gala de Dancing with the Stars era completamente distinta. El equipo de producción y las 10 parejas de participantes corrían de un lado a otro para afinar los detalles de la emisión de este domingo.

Casi ajenos a lo que sucedía afuera, al menos en lo que se percibía en sus rostros, debe destacarse el logro de Teletica Formatos de darle nuevo aire al concurso.

Uno de los principales aciertos es el diseño de la pista de baile, que en esta ocasión dio paso a un concepto de 360 grados. Esto permitió que el jurado y los asistentes pudieran observar mayor desplazamiento en los movimientos de las parejas de baile.

A esto hay que sumarle también la incorporación de la música en vivo, a cargo de la Tico Jazz Band, haciendo que el público disfrutara más del espectáculo.

Es un hecho que, tanto la producción como el grupo de bailarines, se sienten cada vez más cómodos calzando los zapatos de este tipo de formatos. El televidente sabrá retribuirselos en la medida que sintonicen el resto de las 11 galas de esta temporada.

A pista. La tercera edición de Dancing with the Stars se caracteriza por una escogencia variopinta de famosos, quienes aceptaron la invitación de mostrar sus destrezas en el ballroom .

Jalé Berahimi, Glenda Peraza, Gabriela Traña, Karina Ramos, Alejandra Portillo, Álvaro Mesén, Daniel Vargas, Gustavo Rojas, Bismarck Méndez y Daniel del Barco, están conscientes de que esta es una oportunidad para brillar más allá de sus facetas habituales.

Gabriela Traña en Dancing with the Stars-
Gabriela Traña en Dancing with the Stars-

La primera gala dejó consigo gratas sorpresas: la elegancia de Álvaro Mesén; el carisma de Gabriela Traña; la energía de Daniel del Barco; la jocosidad de Bismarck Méndez y la sensibilidad de los actores Gustavo Rojas y Alejandra Portillo.

A ellos se suma Karina Ramos, quien lució muy segura, al igual que Glenda Peraza, que no soltó su alegría, mientras que Jalé Berahimi fue una de las más pícaras de la gala.

Mención aparte merece el chef Daniel Vargas, quien calentó el ambiente con sus sensuales movimientos, haciendo que el público, especialmente femenino, estallara en gritos y aplausos.

El chef Daniel Vargas y su compañera Lucía Jiménez en Dancing with the Stars.
El chef Daniel Vargas y su compañera Lucía Jiménez en Dancing with the Stars.

El jurado, que está integrado por Flor Urbina, Alex Costa y David Martínez, dejó muy claro que serán más exigentes que de costumbre, al menos, según lo que dejaron ver en sus evaluaciones.

Con calificaciones que rondaron entre los 15 y 21 puntos, la tabla general quedó liderada por Daniel Vargas y Lucía Jiménez.

El público, como sucede tanto dentro como fuera de una pista de baile, será el que tenga la última palabra al escoger, por medio de una votación electrónica, a la pareja que merece continuar en esta competencia.