Medida La base de un humor comedido y respetuoso

Por: Óscar Cruz 31 diciembre, 2014
En elenco de Repretel | ESTÁN GUSTAVO RAMÍREZ, BRYAN GANOZA, MINO PADILLA, MARICRUZ LEIVA, EL GALÁN Y CHRISTIÁN HERNÁNDEZ. FOTO: CORTESÍA DE REPRETEL
En elenco de Repretel | ESTÁN GUSTAVO RAMÍREZ, BRYAN GANOZA, MINO PADILLA, MARICRUZ LEIVA, EL GALÁN Y CHRISTIÁN HERNÁNDEZ. FOTO: CORTESÍA DE REPRETEL

Repretel al igual que Teletica es un fiel representante de la tradición de los toros en fin y principio de año. Su transmisión se basa en un trabajo conocido y forjado con oficio, no hay duda. Se suma a esto un tratamiento humorístico bien labrado y con respeto por la audiencia.

La transmisión de Repretel apoya desde la técnica una buena narración visual de los eventos del redondel. Dentro de este oficio bien desempeñado, se vieron pocos puntos flojos en este apartado; tal vez el principal es el plano desde la cabina en el sitio, que, como el mismo Nel López afirmó, está copada de personas en poco espacio. Los planos muestran un espacio de trabajo desordenado, con cables guindando y un tiro de cámara cruzado que no saca provecho de los conductores. Dadas las circunstancias hubiese sido mejor prescindir de su uso audiovisual.

No hay tanta narración de los eventos o una aproximación técnica a la materia taurina, la mayoría del tiempo la transmisión reposa en una rutina humorística y la descripción visual.

Puntos fuertes. Un punto relevante ha sido el manejo que se le da a la información previamente producida. Un ejemplo son las cortinas que se utilizan antes de cada monta del Campeonato Nacional, en la que se aprecia el toro y el montador en una especie de versus. Esto es útil y muestra músculo.

Relevante y atípico en los medios locales también es el uso de la infografía para explicar las mecánicas de los concursos en que participan los improvisados; resulta útil para comprender lo que va a suceder con simpleza. Lamentablemente, no existe la misma aplicación en otros productos, no solo en las transmisiones de los toros, sino de la programación general.

Un humor comedido. El tratamiento del humor en torno al asunto de género es mucho más cuidado, más inclusivo.

Personajes femeninos y gais muestran un tratamiento meditado que barre con la homofobia y misoginia vista en los otros canales. La inclusión de personajes como Laura Chinchilla y Doña Etelgive hacen estos espacios más representativos.

No es casualidad, pues el grupo de comediantes basa su núcleo en la gente de Pelando el ojo . El humor y las temáticas tienen ya una observancia previa del tema de género más curada y pulida, sobre todo respetuosa. Resulta un acierto contar con un grupo ya preparado y calibrado en la relevancia de la actualidad costarricense y un fondo real sobre el que crear humor.

Sin embargo, para Pelando el Ojo en la TV sigue siendo complicado darles cara a sus personajes, a pesar de sus esfuerzos. Sigue pesando su concepción radiofónica pues son personajes hechos para ser escuchados, no vistos.

Cuando el personaje de Marta Emilia piropea a Marianela Valverde la utilización de una pantalla dividida genera una pérdida en la narrativa debido a que falta la caracterización del personaje. Sería bueno mantener estos esfuerzos en off , pues muchas veces menos es más.

La novela. No hay tal: Los toros también lloran no da para ser llamada novela ni por extensión ni por profundidad; no es tampoco una novela corta. Si se busca en las categorías disponibles, tal vez un cuento sea un género más apropiado.

Es un producto plagado de arquetipos actorales, esto hace que sea sencillo de comprender, pero definitivamente ofrece una profundidad de punta roma. Se mezclan destrezas de actuación, además de que destila el apuro con el que se produjo, ya que se ve muy crudo.

El principal problema es que hay capítulos que básicamente no tratan de nada; son simples ocurrencias dentro del guion. Esto se enmarca dentro de su principal yerro: el tiempo al aire es muy poco; en cada jornada, el avance es mínimo.

Es una buena iniciativa, pero no para los toros solamente; ojalá hicieran ficción dentro de la programación regular y no solo para eventos especiales y de manera apurada.

Repretel tiene una buena oferta tradicional en toros, que posiblemente se acomode más para una experiencia en familia este fin de año. Ojalá logre comparar las propuestas de las televisoras este fin de año y formar su opinión al respecto.