El pajarraco de Pelotillehue está más vivo que nunca. Su legado cómico fascina a cualquiera, sus chistes no se extinguen y, en la era de la telefonía móvil, se muestra joven a pesar de los años

Por: Alexánder Sánchez 8 septiembre, 2014

La historia asegura que, desde 1949, Condorito ha tenido como mil profesiones distintas. Fíjense bien; el insolente, astuto y enamorado pajarraco ha sido fontanero, maestro albañil, presidente de Estados Unidos e, incluso, emperador del universo de Star Wars .

Por si fuera poco, ha fungido como arquitecto, militar, abogado, momia, vampiro y hasta superhéroe. Y aquí un dato para los fanáticos del cómic “gringo”: Condorito ha tenido al menos 15 superpoderes distintos, pues ha sido Supermán, Batman, Aquaman, Iron Man, Spider-Man y también el colérico Hulk.

Puede resultar extraña la siguiente afirmación, pero si se suman las actividades y encarnaciones del pajarraco, se puede concluir que Condorito es el personaje de historietas más poderoso del universo gráfico.

Y si todavía no se traga ese cuento, recuerden que Condorito, quien en agosto cumplió 65 años de hacernos reír con sus ocurrencias, ha sido incluso Dios; en la ficción, claro.

El personaje de Condorito fue creado por el dibujante chileno René Ríos (Pepo), fallecido el 14 de julio del 2000.
El personaje de Condorito fue creado por el dibujante chileno René Ríos (Pepo), fallecido el 14 de julio del 2000.

Condorito, obra del dibujante chileno René Pepo Ríos (1911-2000), nació el 6 de agosto de 1949 en la revista Okey . La primera tira cómica del personaje contaba la historia de un ladrón de gallinas, que era apresado por un enérgico policía.

Así surgió el héroe de historietas más importante de Chile y uno de los más reconocidos de Latinoamérica, un ícono local, lo más parecido que tenemos a Mickey Mouse o al mismo Bugs Bunny en nuestro imaginario.

Con Condorito, Pepo quiso reivindicar Chile tras ver la película de Disney Saludos amigos (1942). En la cinta se representaba al país del sur como un endeble avión bautizado como Pedrito , en alusión al presidente de ese entonces, Pedro Aguirre Cerda.

A Pepo le pareció que Pedrito era muy poca cosa, por lo cual creó a Condorito para representar a los chilenos más dignamente. El ave nacional de Chile, el cóndor, terminó siendo su inspiración.

En muchas entrevistas, Pepo catalogó su personaje como el representante del ser chileno: buen amigo, astuto, vivo, patiperro, eterno enamorado y sobreviviente de las múltiples adversidades. Al principio era más chaparro y un poco más hocicón, pero, poco a poco, fue tomando su forma actual y perfilando su humor satírico, inocente, muy pícaro y, en algunas ocasiones, medio picante.

“Condorito es un poco Mafalda, en el sentido de que nos hace reírnos de nuestra propia cultura, y eso es una cosa muy sana”, dijo Oliver Zúñiga, animador gráfico de la empresa costarricense Marte Studio.

“Me gusta que uno no se entera de que el personaje es chileno, sino que su humor calza en cualquier lugar de la región. Comparado con Mafalda, tenía un humor más picante”, agregó.

Del campo a la ciudad emigró Condorito para instalarse en la icónica ciudad de Pelotillehue, donde comenzó a hacer de las suyas junto a su novia Yayita y muchos cumpas –así se les dice en Chile a los amigos de gran confianza– como Garganta de Lata, Huevoduro, Ungenio, Comegato y Fonola, entre otros. Todos caricaturizaban diferentes estereotipos latinoamericanos.

Así se veía Condorito en el comienzo de sus tiras cómicas, las cuales comenzaron a publicarse en 1949.
Así se veía Condorito en el comienzo de sus tiras cómicas, las cuales comenzaron a publicarse en 1949.

“De repente empezaron a poblar su mundo una serie de personajes, que permanecen hoy en la historieta. Muchos de ellos, inspirados en la gente que yo conocía”, dijo Pepo, según el sitio oficial condorito.cl

Como nadie es monedita de oro, en Pelotillehue también se ganó algunos enemigos, tales como Pepe Cortisona (Saco de Plomo) y la inolvidable doña Tremebunda, su corpulenta suegra.

Condorito comenzó a traspasar las fronteras de Pelotillehue para derribar de un “¡plop!” –onomatopeya utilizada al final de cada chiste– a marcianos, indígenas selváticos y hasta a diplomáticos de alta alcurnia. En fin, a quien se le pusiera en el camino o se le ocurriera tomarse un trago en el bar El Tufo.

“Condorito es un simpático personaje que vive situaciones divertidas en su casa, en el campo, en la playa, en cualquier parte. Con el avance de la ciencia vivirá hasta en la Luna, Marte o Internet”, detalló Pepo en el pasado

Crecimiento. En la revista Okey , Condorito era dueño y señor de una sola página, pero fue tal su éxito que la editorial decidió crear una revista independiente, que primero fue anual, después semestral y, finalmente, quincenal.

Fue en 1955 cuando apareció la primera edición de Condorito , la revista. Para entonces, el dibujo ya tenía su apariencia definitiva y comenzaba su exitoso camino.

Nuevos personajes, como su perro Washington, se fueron agregando con el tiempo. Uno muy destacado fue el de su sobrino Coné, que apareció en el número 22 de la revista Condorito (1967) y luego fue protagonista de su propia revista Coné el travieso (1982).

Afuera. A finales de la década de los años 70, Pepo vendió los derechos de sus personajes a la World Editors Inc., lo cual llevó a la internacionalización del personaje.

Además de que la revista se vendió como pan caliente en puestos de toda Latinoamérica, comenzaron a salir los productos promocionales del personaje –helados, libros para colorear y muñecos–.

Actualmente, se ofrecen toallas, calzoncillos, cuadernos, cuchillos, camisetas y más. Es más, entre febrero y abril, La Teja puso a la venta 10 figuras de colección de los protagonistas de este universo.

En 1995 se lanzó la revista Condorito , el primer compendio de chistes del personaje. Nótese que aquel entonces fumaba, algo que Pepo eliminó con el tiempo.
En 1995 se lanzó la revista Condorito , el primer compendio de chistes del personaje. Nótese que aquel entonces fumaba, algo que Pepo eliminó con el tiempo.

Regresando a la historia de Condorito, en los años 80 hubo una serie animada , así como las revistas en diferentes formatos y tamaños, sobre todo después de que Televisa también en el fructífero negocio.

“World Editors transfirió la publicación de la revista a la Editorial Televisa. En ese entonces, la revista había llegado a vender veinte millones de ejemplares anuales, una cifra no igualada por otra publicación”, asegura el sitio oficial.

Después de 65 años, Condorito se lee actualmente en 105 periódicos de 19 países, entre ellos Canadá, Estados Unidos, Italia y Japón. Anualmente, se publican 1.369 millones de sus tiras cómicas, con un alcance mundial de mil cuatrocientos millones de ejemplares.

“La actualidad de Condorito es indiscutible. Gracias a que se ha adaptado a la época ridiculizando ciertos momentos históricos –los Mundiales de Futbol, las guerras, la pobreza– y también historias ficticios como las de Dan Brown , filmes y algunos talk shows ”, escribió Alejandra Barrios del sitio fanzine.tv

Es tan actual que, en 2013, se lanzó una aplicación móvil de Condorito. Las redes sociales lo aman: tiene más de 700.000 seguidores en Facebook y en Twitter todos dicen “¡Plop!” con sus graciosas publicaciones. Este viejo pajarraco, sin duda, nunca perdió su encanto.

Desde óptica tica

John Timms, dibujante de cómics: "Lo que más me gustaba era cómo dibujaba las muchachas", dijo sin pensarlo dos veces John Timms, animador de Marte Studio y dibujante de Marvel y DC Comics. El experto en la materia asegura que Pepo creó a Condorito con líneas muy livianas, las cuales se asemejan mucho a las utilizadas por la empresa Disney. "De Disney hay muchas escuelas y creo que él su nutrió de algunas de ellas. Claro, hizo un personaje cuyo humor era más pícaro, pues apelaba a un público más adulto", explicó. "Condorito se convirtió en un fenómeno muy grande, tanto que, en materia de producción, Pepo llegó a tener varios asistentes porque ya no daba abasto con la demanda", añadió.

Mario Chacón, integrante de La 1/2 Docena: ¡Ay Yayita! "Me acuerdo que yo veía Condorito desde la escuela. Lo que pasa es que no sé si la veía más por Condorito o por Yayita (se ríe); digamos que porque era muy bonita", cuenta el comediante. El integrante de La 1/2 Docena aseguró que lo más le gustaba de la revista eran las historias cortas de Huevoduro, Ungenio y Garganta de Lata, además de las eternas peleas entre Condorito y Cortisona. "De hecho, aquí en La 1/2 Docena, estamos suscritos a la revista. Creo que inconscientemente nos influye su humor", agregó. Para él, la caracterización que hace Pepo de los personajes de Condorito les ha ayudado ha conformar los de su show.