Desde Brasil El comediante y dos compañeros vivieron de cerca los problemas luego de las derrotas de Brasil y Argentina en el Mundial

Por: Jessica Rojas Ch. 15 julio, 2014

El presentador Bernardo Choché Romano , de canal 9, vivió de cerca los disturbios provocados en Brasil por la eliminación de la selección Verdeamarela y la pérdida de Argentina en la final del Mundial.

Brasil cayó 7 goles por 0 ante Alemania en los cuartos de final y luego, en la disputa por el tercer lugar perdió el encuentro por tres goles ante Holanda.

Choché Romano afirma que al usar la camiseta de Costa Rica en Brasil, muchos seguidores de otros paísesmostraban su apoyo a la Tricolor. | CORTESÍA.
Choché Romano afirma que al usar la camiseta de Costa Rica en Brasil, muchos seguidores de otros paísesmostraban su apoyo a la Tricolor. | CORTESÍA.

Estos resultados provocaron el enojo de los fanáticos y hubo protestas y actos delictivos en diferentes lugares de Brasil, incluido un saqueo masivo en Copacabana.

“Nosotros estábamos en un pueblito lejos de la playa, pero afuera de la sala de prensa el día del partido contra Alemania hasta lanzaron piedras y latas de cerveza en contra del lugar. Tuvimos que desarmar el equipo y salir corriendo de ahí”, contó.

El alajuelense asegura que sintió miedo y preocupación durante los disturbios y que el ambiente en ese momento era de decepción.

“El país está viviendo una guerra social, muchos no querían que se realizara la Copa. Sin embargo estaban como sedados porque su selección estaba en el Mundial; una vez que golean a Brasil y ya no pueden ir por la final, esta vara se convirtió como en Sodoma y Gomorra”, recordó el presentador.

Problemas. Según cuenta Choché, Brasil estaba tomado por miles de argentinos, y cuando la Albiceleste perdió la final ante los alemanes este domingo, también hubo broncas y agresiones.

“Los brasileños iban con Alemania por la rivalidad que hay entre estas dos aficiones (Brasil y Argentina), así que cuando salieron del Maracaná, los argentinos comenzaron una persecución contra los alemanes (hay que destacar que los alemanes no peleaban); pero después, la turba se topó con aficionados brasileños y fue literalmente una voladera de manazos”, dijo.

Romano contó que él y sus compañeros (el presentador Gustavo Peláez y el productor Erick Muñoz) iban a salir del área de prensa para hacer tomas, pero que la seguridad del lugar se los impidió para evitar que se vieran envueltos en algún disturbio.

Según recordó el comediante, la mayoría de los oficiales de policía se encontraban en el estadio Maracaná y en Copacabana había pocos, por lo cual la seguridad era mínima y esto motivó a que el desorden se saliera de control.

“Lamentablemente estos actos fueron una mancha en un evento tan impresionante como el Mundial. El fútbol no da para tanto, no da para violencia”, dijo.

Romano y sus compañeros de trabajo viajarían este martes de regreso a Costa Rica. Durante el viaje lograron hacer contactos con cadenas internacionales como Univisión y Telemundo.