Un panel de tres jueces refrendó el fallo para que se anulara la sentencia contra Brendan Dassey por el asesinato de Teresa Halbach

 24 junio

EE. UU., Milwakee. AP La confesión de un preso de Wisconsin, presentada en la serie documental de Netflix Making a Murderer , fue obtenida inapropiadamente y debería ser enjuiciado nuevamente o liberado, dictó un jurado.

Brendan Dassey fue sentenciado a cadena perpetua en el 2007 por la muerte de Teresa Halbach, ocurrida dos años antes.

Dassey le confesó a los detectives del pueblo que ayudó a su tío, Steven Avery, a violar y matar a Halbach en la chatarrería de la familia Avery, ubicada en el rural condado de Manitowoc.

Avery también fue sentenciado a cadena perpetua en un juicio diferente por el crimen.

En agosto, un magistrado federal concluyó que los investigadores forzaron a Dassey, quien ese entonces tenía 16 años y problemas de aprendizaje, para que confesara y anuló su sentencia.

El Departamento de Justicia estatal apeló el fallo ante la Corte de Apelaciones del Sétimo Circuito, una medida que mantuvo a Dassey, de ahora 27 años, tras las rejas en espera del resultado.

Un panel compuesto por tres jueces del Sétimo Circuito, con sede en Chicago, refrendó el fallo del magistrado para que se anulara la sentencia de Dassey.

Wisconsin puede apelar ante la Corte Suprema y pedir la revisión de todo el Sétimo Circuito o volver a enjuiciar a Dassey dentro de 90 días.

Los casos de Avery y Dassey generaron atención internacional en el 2015 después de que Netflix estrenó Making a Murderer , una serie documental dirigida por Moira Demos y Laura Ricciardi sobre la muerte de Halbach, que llevó a nuevas investigaciones y juicios. Las autoridades que trabajaron en los casos insisten en que el documental de Netflix es tendencioso.