Big Time in Hollywood, Fl. demuestra hasta dónde son capaces de llegar dos rufianes con tal de sacar dinero a sus padres

Por: Gloriana Corrales 30 mayo, 2015
‘Big Time in Hollywood’: Dos mequetrefes con título de hijos
‘Big Time in Hollywood’: Dos mequetrefes con título de hijos

Ben y Jack Dolfe son de esos hijos que nadie quisiera tener: aprovechados, de pésimos modales, buenos para nada... Sin embargo, son de esos personajes que cualquiera desearía tener en su pantalla para terminar las noches a punta de carcajadas.

Estos dos hermanos y autoproclamados cineastas son los protagonistas de Big Time in Hollywood, Fl. , la nueva serie del canal Comedy Central.

Esta propuesta que cuenta con la producción ejecutiva y la actuación de Ben Stiller sigue la historia de los desvergonzados Dolfe (Alex Anfanger y Lenny Jacobson) luego de que sus padres (Kathy Baker y Stephen Tobolowsky) toman la inminente decisión de echarlos de la casa.

Hostiles al trabajo duro, Ben y Jack se las ingenian para sacarles $20.000 a sus padres mediante un engaño y así mantener una sana “independencia” financiera y sus aspiraciones como grandes cineastas en Hollywood.

Véalo. Martes 2. Comedy Central. 10:30 P.M.

Su absurdo plan –pero conmovedor para el corazón de cualquier madre– solo podría salir avante con la complicidad de un actor local (interpretado por Stiller), quien se atreve a fingir una extorsión. Sin embargo, como ocurre con toda mala idea, las complicaciones pronto llegarán.

La primera temporada de Big Time in Hollywood, Fl. también cuenta con la participación, en cuatro episodios, del actor Cuba Gooding Jr., ganador de un Óscar por su rol secundario en Jerry Maguire (1996), cuyo rol recibe ovaciones por parte de la crítica.

“Cuba Gooding Jr. interpreta a una versión ficticia de sí mismo, muy diferente a cualquier versión de Cuba Gooding Jr., que cualquiera de nosotros hayamos visto –como un hombre, casi desnudo, empuñando un arma, atravesando algún tipo de colapso mental–”, reseña el portal Indiewire.

Sin embargo, Stiller dejó claro que está consciente de que la primera reacción del público podría ser un: “¿Qué rayos es esto?”, aunque en el fondo parece no preocuparle la incertidumbre.