Por: Víctor Fernández G. 3 septiembre

Hernán El Pelícano Medford, Walter El Paté Centeno; Wilmer El Pato López; Mauricio El Chunche Montero; Josef Miso; Javier El Sheriff Delgado; Paulo César Wanchope; Jafet Soto; Douglas Sequeira... el campeonato de fútbol tico 2017 suena demasiado a 1997.

La semana pasada, por primera vez en años, saqué el rato y me acomodé en el sillón a ver un clásico Alajuela-Saprissa. Era inevitable: cuando la Liga dijo que pondría en un mismo banquillo al Pato, el Chunche y Miso, todos queríamos verlo.

El actual torneo de Primera División tiene los mismos protagonistas que 20 años atrás, solo que ahora más calvos y/o arrugados. Los que hoy son directores técnicos, asistentes o gerentes de los principales equipos del fútbol tico son los que a finales de los 90 se robaban las portadas de los periódicos a punta de gambetas, despejes y goles. En ese entonces, algunos ya tenían sus años como protagonistas. Otros, apenas empezaban a labrar su leyenda.

Eran buenos años para ver las transmisiones futbolísticas de nuestra televisión. La Liga estaba “casada” con Canal 2; Saprissa con su “pareja” de toda una vida, Teletica. En los juegos de Alajuelense la voz era la de Roger Ajún, el narrador obsesionado con ponerle un apodo a todos los jugadores (como bien lo recordó el periodista José David Guevara días atrás en un divertido texto).

Terminado el fútbol era obligatorio quedarse viendo TV Mejenga . Alejandro Rueda encontró la fórmula perfecta para capitalizar la resaca “post-mejengas” y por él a la fecha seguimos hablando de “¿Un balón? ¡Pioneer!”; “¿Pan? ¡Pochet!” y “Compre en Palí... zaaaaa”.

Hoy, en épocas en que los jugadores jóvenes sobresalientes apenas participan en un par de campeonatos aquí previo a ser vendidos a equipos foráneos, los clubes, la afición y los medios se han visto en la necesidad de hallar otros protagonistas. Y bueno, no es un secreto que la nostalgia funciona.

Nadie discute los méritos y atestados deportivos de los exfutbolistas mencionados al inicio de este artículo, como tampoco se discute que sus nombres estarán por siempre asociados a emociones y recuerdos entrañables, a pasajes futboleros que nos son muy queridos. Grecia es el equipo recién ascendido del que más se ha hablado en años y eso se debe en exclusiva a la arrolladora personalidad del Paté; Alajuelense levantó su devaluada imagen de golpe con vestir de entrenadores a tres referentes del alma rojinegra, y Herediano tiene ya rato de apoderarse de los titulares por medio del verbo punzante de Jafet y Medford.

Estos son los héroes del barrio, los que vendían camisetas con logos de Punto Rojo, 2x1 Pizza y Bayer, los que se chollaron las nalgas, los que es fácil toparse en la fila del súper, los que sentimos que son nuestros amigos de toda una vida aunque nunca hayamos cruzado palabra con ellos (los madrazos a la pantalla del tele no cuentan).

Abracemos la nostalgia... y esperemos que Repretel invite a Roger Ajún a narrar al menos un partido más de la Liga.

Etiquetado como: