Un sentimiento El animador se mantuvo muy cerca del brumoso, quien anheló con el alma ver al cartaginés celebrando un título

Por: Allan Andino 24 abril, 2014
Como hermanos. Alejandro Rueda y Pilo Obando fueron muy unidos en los últimos años. Archivo
Como hermanos. Alejandro Rueda y Pilo Obando fueron muy unidos en los últimos años. Archivo

El presentador de televisión Alejandro Rueda, ha sido, después de la familia de Manuel Antonio Pilo Obando, una de las personas más afectadas por el deceso del popular narrador de Deportes Repretel .

Y es que Rueda es un sobreviviente de trasplante de riñón; fue precisamente él quien tuvo que convencer al narrador de que se fuera a chequear con el jefe de Nefrología del Hospital San Juan de Dios, Álvaro Herrera. Pilo , a regañadientes, aceptó, y desde hace tres años luchó contra el problema que lo aquejó: insuficiencia renal.

“La diabetes, y luego el problema renal lo complicó, por lo que estuve siempre ahí, sobre él. Pilo no es mi amigo, ¡es mi hermano! Lo vi muy mal una vez y le dije: ‘Andá donde el doctor Herrera para que te diga qué es lo que tenés’. El doctor logró que tuviera, en sus últimos años, una mejor calidad de vida. Siento que se hizo lo que se pudo, he seguido de cerca este proceso, yo también viví la hemodiálisis. No es fácil. Lo que quiero que la gente sepa es que Pilo luchó tres años, esto no es fácil”, dijo el presentador.

Con la voz quebrada, Rueda contó que hace una semana lo visitó en el centro médico josefino, sin saber que sería la última que lo vería.

“Los doctores le hicieron un trabajo hace seis meses para poderlo trasplantar, pero no se pudo. Hace siete días fui a verlo, estaba con muchas ganas, con energía, de buen humor. La vida me dio la posibilidad de ser su amigo. No lo conocí en la época de bonanza, sino cuando sufría, cuando estuvo solo”, contó Rueda, a quien se le escuchaba en el teléfono muy afectado.

El que fuera animador de los canales 2 y 7, confesó que en el 2003 entabló una amistad con el narrador, cuando ambos tenían el programa Rueda con Pilo , en radio Alegre .

“A Pilo lo admiré muchos años, fue un hombre especial. Él nos enseñó que el folclore urbano con sus dichos, sus ocurrencias, no es malo ni feo. Eso lo hizo diferente. Alguna gente lo criticó por eso, pero él era así, fresco, muy espontáneo. No necesitó inventar o construir frases en su estilo, todo en él le fluía, era lo que le nace, le salía de forma natural. Costa Rica pierde el último narrador con humor”, describió.

Faltó algo por cumplir.

Rueda tenía muchas conversaciones con Pilo, quien alguna vez le confesó que uno de los más grandes anhelos del narrador deportivo era ver al equipo blanquiazul coronado en el torneo de fútbol de Primera División.

“Lo que realmente sintió, era una cosa. Lo que quería era ver a Cartago salir campeón , y estuvo tan cerca (en el torneo de verano 2013). Estaba ahí a la vuelta de la esquina. Nunca lo vio, eso era lo que quería”, expresó con un nudo en la garganta Rueda.

El pasado 27 de marzo, el animador cumplió tres años de haber sido trasplantado de un riñón, y rememoró que una de las bromas que le hacía Obando , era que él, a pesar del sufrimiento que le causaba la hemodiálisis, veía en su amigo un ejemplo de supervivencia.

“Pilo me contaba, así medio enojado: ‘Mae, estoy chiva porque los doctores no me dicen nada (de cuándo podía ser trasplantado). Pero verte a vos tan bien cabrón, me motiva a seguir adelante’. Él luchó y luchó, y no se cansó de luchar. Lo que creo es que ahora está mucho mejor, en los últimos años le dedicó su vida a Dios”, afirmó

Una de las cosas que lo harán inmortal serán siempre sus dichos, agregó Rueda, los cuales eran muy populares, muy de la gente, y eso lo marcará con un estilo único.

“Él decía que narraba hasta gratis. Yo, para ser sincero, no soy de creer en cosas terribles; anoche (la madrugada del miércoles) no podía dormir. Ojalá la gente y el pueblo de Costa Rica le dé el homenaje que Pilo realmente merece”, afirmó.

Ayer, antes del inicio del juego entre Alajuela - Pérez Zeledón, el comentarista Hernán Morales, mancuerna en transmisiones durante años del carismático relator, indicó que en todos los partidos de anoche, en la última fecha de la fase regular del torneo nacional, se guardó un minuto de silencio en su honor.