El actor recibió a la prensa latinoamericana en Argentina para conversar sobre su rol como la mano derecha del maquiavélico Frank Underwood

Por: Natalia Díaz Zeledón 2 abril, 2016
En el papel de Doug Stamper, Richard Kelly ha explorado la ambición y la falta de escrúpulos de su personaje. Foto: David Giesbrecht.
En el papel de Doug Stamper, Richard Kelly ha explorado la ambición y la falta de escrúpulos de su personaje. Foto: David Giesbrecht.

Al mundo siniestro de Frank Underwood pocos tienen acceso. En la serie House of Cards el equilibrio entre el carisma público y la conspiradora personalidad del presidente de los Estados Unidos debe mantenerse intacto.

Durante sus cuatro temporadas en Netflix, Underwood ha sido selectivo con respecto a quién le muestra su verdadera y escalofriante cara. Su jefe de gabinete, Doug Stamper –interpretado por el actor Michael Kelly–, ha sido su aliado desde que comenzó sus primeras intrigas para apoderarse del control de la Casa Blanca.

Stamper es la figura siniestra, insensible y calculadora que ha ejecutado sin reproche cada una de las órdenes de Underwood durante este tiempo (hasta las más sanguinarias e ilegales). Pero, contrario a su personaje, Kelly tiene poco que ver con el perverso personaje que interpreta. En persona, la faz ceñuda y mezquina se aliviana para dar campo a una amplia sonrisa.

Irreconocible gracias a ese gesto, el actor se describe a sí mismo como una persona feliz, familiar y a la que la fama lo ha tomado por sorpresa.

Trabajar al lado de Kevin Spacey (Underwood), ha sido un privilegio que le ha permitido crecer como actor. Su nueva fama ha sido un vehículo para perseguir otros intereses, como la política.

El año pasado tuvo la oportunidad de trabajar en el Congreso estadounidense para avanzar un proyecto de ley y, además, conoció al legítimo presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

En marzo, Kelly recibió en Argentina a un grupo de periodistas latinoamericanos que conversó con el actor sobre la lealtad de su personaje a Underwood y el futuro de su personaje en la serie.

¿Por qué Stamper es tan leal a Frank Underwood?

Lo que más me gusta del personaje es su lealtad. Es una consecuencia de su adicción: es adicto a Rachel, a Frank, al trabajo. Todo lo que hace se convierte en una adicción o una obsesión. Creo que su lealtad hacia Frank tiene que ver con que han estado juntos mucho tiempo; pero también es de cierta forma oportunista.

”Frank dice en la primera temporada: "Puedo oler en la dirección que sopla el viento". Doug es lo suficientemente inteligente para saber que es el tipo que va a llegar a la cima y que quiere ir con él.

”Su lealtad es un compendio de muchas cosas. Creo que es muy sincero, Doug es la única persona en la que Frank puede confiar”.

En la vida real, ¿es así de leal con alguna persona?

Mi esposa y mis hijos.

Después de este trabajo, ¿entiende mejor a los políticos?

Ya entendía bien la política. Empecé a estudiar ciencias políticas en la universidad, así que siempre me ha interesado.

”Admito que, con el show , entiendo mejor el sistema político y cómo funciona en Estados Unidos. Siempre tengo que buscar algunos términos porque se pone muy denso en materia política. Aún así, esta no es una serie sobre política, es una serie sobre poder”.

Ahora que entiende de política, ¿eso es bueno o malo?

Es bueno. Ahora tengo una voz como Doug Stamper. Como actor, entre más trabajas, más te conocen y tu voz es más grande. Como Doug Stamper, puedo ir a Washington, puedo caminar los pasillos del Congreso y puedo tener reuniones con ellos.

”Estuve trabajando en la reautorización del Older Americans Act ( una iniciativa de bienestar social para adultos mayores ) junto con un encargado de cabildeo del Partido Republicano para sacar el proyecto de ley. Tener una voz como actor sí hace una diferencia y es una oportunidad increíble”.

¿Ha estudiado a algún político para interpretar a Doug?

Sí, hablé con un jefe de gabinete de Nueva York. Antes de empezar el show, quería repasar sus rutinas diarias para entender por qué el trabajo de Doug es un poco más interesante que el de un jefe de gabinete promedio.

Para los otros aspectos de personalidad del personaje, la intriga y la manipulación. ¿Tomó inspiración de alguien?

Afortunadamente, eso estaba en el guion. Beau Willimon (creador de House of Cards ) me dio dos indicaciones muy sencillas antes de poner pie en escena: "No quiero que expreses emociones porque quiero que al final de la temporada la audiencia se pregunte qué pasa contigo". Eso me dio las bases para muchos aspectos del personaje, su forma de hablar y manerismos.

En la cuarta temporada parece que la lealtad de Doug no tiene límite. ¿Eventualmente podría traicionar a Frank?

No sé nada de la quinta temporada. Ahora que Beau dejó de ser el showrunner del programa creo que ya los guionistas comenzaron su trabajo de redacción pero yo no sé nada.

”Yo no puedo imaginar un escenario en el que Doug traiciona al presidente. Si pensamos en lo fácil que pudo ser abandonarlo al final de la tercera temporada, lo que hizo para mantenerse leal a Frank. Si es capaz de matar a la mujer que ama por él, no creo que haya nada que lo detenga”.

Conoció a Barack Obama.

¡Sí! Fue increíble, uno de los puntos altos de mi vida. Es un hombre al que respeto mucho. Creo que hubiera hecho mucho más si no se hubiera dividido tanto el sistema político estadounidense al tener el Congreso controlado por el Partido Republicano.

”Fui a la cena de corresponsales de la Casa Blanca el año pasado, con mi esposa. La noche antes, me dijeron que al presidente le encantaba la serie y me preguntaron si lo había conocido, como dije que no, me lo presentaron. Cuando nos vimos, se volteó hacia Michelle (Obama) y dijo que no era tan diabólico en la vida real. Fue un momento irreal”.

¿Cómo es estar en una serie que narra las elecciones mientras pasa lo mismo en la vida real?

Me están dando más entrevistas en CNN que en otros años ( ríe ). Siempre bromeo que Beau Willimon es vidente porque esta serie se escribió hace un año. Cada año algo ocurre en el show y ocurre en la vida real. El mejor ejemplo es el escándalo del Ku Klux Klan en la serie: todos pensamos: ‘Eso no va a pasar en la vida real’ y luego, ocurrió. Ahora, podría pasar que el Partido Republicano llegue a la convención sin candidato, como pasó en el programa.

El actor Kevin Spacey (al frente), interpreta al ambicioso político Frank Underwood en la serie de Netflix 'House of Cards'.
El actor Kevin Spacey (al frente), interpreta al ambicioso político Frank Underwood en la serie de Netflix 'House of Cards'.

¿Cuál es su candidato favorito para las elecciones?

Apoyo a Hillary Clinton. Me gusta mucho lo que dice Bernie Sanders, tiene un gran mensaje. Pero viendo la evidencia del gobierno de Obama, en la que los demócratas tienen la Casa Blanca y el Senado es de los republicanos, si a él le costó sacar adelante las cosas, podemos imaginar lo que podría enfrentar Sanders. Con Hillary, no solo estoy de acuerdo en política nacional, social e internacional, sino que creo que es la que puede acercar los dos partidos políticos.

¿Teme que Donald Trump se convierta en presidente?

Los estadounidenses se merecen a alguien que pueda representar a todo el pueblo con decoro, conocimiento y respeto.

A diferencia de Stamper, ¿usted sí sonríe?

Soy increíblemente feliz. Me siento bendecido de hacer lo que hago y ganarme la vida con la actuación. Tengo una maravillosa familia de una esposa y dos hijos. Tengo unos padres maravillosos que me apoyaron emocionalmente, porque no tenían mucho dinero. He tenido una vida muy afortunada y siempre estoy sonriendo.

¿Cómo maneja la fama?

Estoy muy agradecido y me tomo fotos con quien lo pida. Soy muy afortunado y si puedo alegrar a alguien con eso, me tomo los cinco segundos y lo hago.

Nota del editor: este artículo se corrigió a las 10:39 a. m. del sábado 2 de abril para consignar correctamente el nombre del actor.