20 octubre, 2013

De alta. “Hay gente que dice que no tengo corazón, pero a mí me dolió”, aseguró el cantautor español Joaquín Sabina, quien la noche del jueves abandonó el primero de dos conciertos programados en la ciudad de Tijuana, debido a unos malestares que confundió con un ataque cardiaco.

Agradecido. Joaquín Sabina resaltó que la atención de la salud en México no debe envidiarle nada a Estados Unidos. EFE
Agradecido. Joaquín Sabina resaltó que la atención de la salud en México no debe envidiarle nada a Estados Unidos. EFE

Sabina arrancaría su más reciente gira en la ciudad norteña; sin embargo, un dolor que no lo dejaba respirar lo obligó abandonar el escenario una hora antes de lo previsto: “Me asusté y yo pensé que podía ser un infarto”.

El artista contó que de inmediato fue traslado al hospital Ángeles, al cual alabó. “La sanidad en México no tiene nada que pedirle a los gringos”, bromeó el cantante.

El viernes, Sabina llegó al escenario del centro Cultural Tijuana. La sala estaba abarrotada y el público se volcó en aplausos. Tras dos canciones, el cantante agradeció la comprensión del público del día anterior que, tras abandonar el concierto, “en lugar de quemar el teatro me despidieron con un aplauso”. El Universal/GDA

Etiquetado como: