Sin bajar la guardia La tica relató sus primeros días en la competencia, en donde pasó entre fotos y entrevistas, una de ellas con Telemundo

Por: Allan Andino 5 diciembre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 5

No es una maratón, pero hasta en tacones se tiene que correr si se quiere buscar un cupo al top 15, al menos para empezar. Sesiones de fotos, entrevistas y producciones para la página oficial del certamen Miss Universo , tienen sin respiro a la tica Nazareth Cascante , y a otras 88 aspirantes a la corona más deseada del mundo.

Apenas tuvo un minuto en la habitación del hotel Planet Hollywood, Viva pudo hablar con ella para ver cómo ha movido sus fichas.

“Me siento superbien en realidad, esto es lindísimo, es tal y como me lo imaginé. Todo lo que he hecho es tal y como me lo esperaba. Estoy en el primer grupo de 40 chicas, hicimos una sesión en traje de baño con el fotógrafo oficial Fadil Berisha, otras con tema navideño y también entrevistas para el sitio de Miss Universo. Me siento muy bien, todo va saliendo según lo planeado”, expresó Cascante .

Su compañera de cuarto es Miss Honduras, y la chaperona que las cuida tiene a cargo a Nicaragua y El Salvador también, por lo que las centroamericanas andan unidas.

La nacional añadió que la cadena Telemundo también les hizo una entrevista, y para hoy y mañana terminarán las sesiones con las restantes 49 beldades.

Consultada de si ya sintió el ácido de la rivalidad entre países potencia como Venezuela, Puerto Rico y otras, afirmó que ella prefiere no ver qué hace su vecina para no desconcentrarse, pero que, evidentemente todas, incluyéndose, vinieron a ganar.

“Yo me enfoco en mi trabajo y no veo a los lados. Aquí vienen las mujeres más lindas de cada país, pero yo sigo mi juego. Para mí las bandas no pesan, eso está en la cabeza de cada quién. Estoy bien preparada, viviendo esto intensamente”, dijo con seguridad la alajuelense.

Sobre cuál es su carta para destacar entre tanta belleza, la tica no descansa, y contó que está aprovechando cada día de estas tres semanas de concurso para estudiar y reflejar cómo quiere que la perciban.

“Para resaltar hay que vivir la experiencia. La actitud y las ganas es lo que marca la diferencia. Todos los días cuando estoy en mi cuarto, cuando desayuno, almuerzo, voy con la decisión de que quiero ganar, llevo ese chip en mi cabeza. Es cierto, estoy con la adrenalina al máximo, pero estudio las cosas, paso alerta, estoy bien ubicada, por ahora las cosas me van saliendo”.