Después de cosechar varios éxitos, el grupo nacional quiere dar el paso que le faltaba a su carrera: tener un videoclip de calidad. Lo estrenarán este sábado 15 de julio en un concierto y el domingo 16 en Nacion.com

Por: Carlos Soto Campos 14 julio

Los miembros del grupo nacional de rock Voodoo se definen como “viejos” entre risas. Pero esa misma palabra es la que explica la fórmula de trabajo que ha colocado al cuarteto como una de las jóvenes promesas del rock en el país.

Su sonido tiene mucha inspiración en las bandas de los años 70, pero su propuesta tiene resonancia en el público joven. En el 2016 se colocaron en la lista de las más pedidas de Radio Hit (estuvieron dos semanas en el primer lugar) y luego se consagraron como una banda obligatoria para ver en vivo después de su episodio de Conquista Sessions.

El interés del público se reflejó en sus últimas dos presentaciones en Transitarte (en el 2016 y el 2017) y en los otros conciertos que han organizado y les han contratado.

Después de cosechar varios éxitos, Voodoo quiere dar el paso que le faltaba a su carrera: tener un videoclip de calidad. Este sábado 15 de julio mostrarán su primer video, trabajado durante meses junto al director Marlon Villar, quien ha realizado clips para Gandhi, Debi Nova, Franco de Vita y Ricardo Arjona.

La presentación será en el bar de cabaré Las Moiras, en San Pedro (100 este y 100 norte de la Fuente de la Hispanidad) que abrirá sus puertas este sábado, a las 6 p. m.

El espectáculo iniciará a las 10 p. m. con el grupo Velcro Kretino y luego, será el turno de Voodoo. La entrada costará ¢5.000.

Voodoo planea un concierto especial, por supuesto. Allí mostrarán que esa “vejez” de la que bromean se trata más de experiencia que de falta de energía.

Experimentados

En julio, Voodoo cumple tres años de la primera vez que todos los miembros del grupo pusieron en palabras lo que siempre habían querido. Iban a tener una banda de rock directo y sobre todo un grupo que trabajara.

“Hemos aprendido muchísimo de las experiencias anteriores y eso nos ha ayudado a hacer crecer este grupo mejor concentrados de lo que tenemos, de eso sirve ser viejos”, dijo Diego Trika, baterista.

Voodoo es una de las promesas del rock costarricense. Se formaron en el 2014.
Voodoo es una de las promesas del rock costarricense. Se formaron en el 2014.

Trika, al igual que sus compañeros, recién cruzó la línea de los 30 años (de ahí las bromas de la vejez) y ha ganado experiencia en varios grupos de rock. Entre ellos The Great Wilderness, de rock alternativo y Bufonic, de punk; mientras que el bajista Guillermo Ramos tocó con el grupo Mr. Gone and the Invisibles, de folk rock.

Los guitarristas Juan Manuel Ugalde y Guido Fernández se conocieron cuando ambos formaban parte de bandas de covers y luego, siendo compañeros del grupo de Debi Nova, con la que han ido gira por Centroamérica.

Crecimiento

Todos los miembros del grupo componen y tocan música en su tiempo libre y por eso era inevitable que la chispa apareciera. Un par de años antes de formarse, Trika ya le había comentado su interés a Guido de tener una banda juntos y luego, Guido les mostró a él y a Juanma algunas ideas de canciones.

“Creo que hicimos las cosas al revés, porque primero grabamos y luego salimos a hacer conciertos. En vez de darnos a conocer en los escenarios decidimos invertir en una buena grabación primero”, comentó Guido Fernández.

El grupo nacional Voodoo posa en el bar Hoplers, en Los Yoses, escenario de su primer video, 'Electric'.
El grupo nacional Voodoo posa en el bar Hoplers, en Los Yoses, escenario de su primer video, 'Electric'.

“Hicimos las cosas al revés, pero al derecho”, agregó Juanma. “Quizá aquí es más común salir a tocar primero, pero afuera, una banda no se presenta hasta que no tiene algo que lo respalde”, agregó.

Voodoo hace rock directo y sus cuatro miembros –se nota– disfrutan de tocar la música. Pero esa facilidad no viene del talento (aunque lo tienen por montones), viene del trabajo.

“Antes de reunirse (en el 2007), Led Zeppelin ensayó durante todo un año, eso siempre me sorprendió. No creo que hayan hecho eso porque son Led Zeppelin, sino que fueron lo que fueron por que bretearon toda la vida”, explicó Juanma.

Así que Voodoo se dedicó a bretear. Empezaron a ensayar en octubre del 2014, grabaron en febrero del 2015 y luego publicaron su EP en mayo del 2015. A finales de junio de ese año, hicieron su primer concierto en el bar Amón Solar en San José, para un total de ocho meses de trabajo.

Pronto llevaron su música a Radio Hit, el sencillo Trouble, que tuvo buen movimiento. Pero la emisora quiso programar también The Killing Musket, una pieza que inicia mucho más tranquila y luego explota en un crescendo.

“Ellos querían que fuera sencillo más que nosotros. De hecho esa canción casi no entra en el primer álbum. Pero nos gusta porque fue la primera composición que produjimos juntos”, explicó Fernández.

La canción se volvió un éxito en esa radio y logró que Voodoo se ganara un puesto de privilegio en la lista anual de la emisora: fueron la banda nacional más solicitada del 2015.

Voodoo son (en orden usual): Guido Fernández, Diego Trika, Juan Manuel Ugalde y Guillermo Ramos.
Voodoo son (en orden usual): Guido Fernández, Diego Trika, Juan Manuel Ugalde y Guillermo Ramos.

Eso llevó a más invitaciones a conciertos, más entrevistas, más brete. Pero el grupo estaba listo. En julio del 2016, cuando se publicó el episodio de Conquista Sessions junto a Voodoo la pieza le ganó por miles de reproducciones al resto de las que decidieron publicar y se convencieron de nuevo del potencial.

“Entre más rocos nos hemos puesto, menos tiempo tenemos y creo que eso nos ha impulsado a dedicarnos con más fuerza y a decidir en qué tipo de banda queremos estar. Yo quería tocar con personas que trabajaran y con las que tuviera mucha química y por dicha eso se cumplió con Voodoo”, detalló Diego Trika.

Con una ayuda de sus amigos

La actitud concentrada en el trabajo de Voodoo, ha hecho que el grupo tenga constante colaboración de otros músicos nacionales que son amigos. Por ejemplo, Felipe Pérez (424) ha acompañado al grupo en varios conciertos para cantar algunas canciones e hizo el arte del segundo disco corto, Lady Blue (2016).

Julián Garita (Magpie Jay) ha fotografiado al grupo en varios conciertos; el vocalista de Alphabetics, Alejandro Pacheco, participó en Electric y la cantante Michelle González (MishCatt) cantó en Stranger, Sweet y Lady Blue.

Entre los interesados en el grupo se sumó el director Marlon Villar, “desde el día quiso hacer un video”, explicó el bajista Guillermo Ramos. Quisieron concretar un trabajo en conjunto para la canción Trouble, pero la grabación de Lady Blue atrasó las posibilidades.

Ahora, el grupo y Villar ponen sus fichas en Electric, tema que cierra el disco Lady Blue. La legión de colaboradores que ha tenido el grupo se sumó a la grabación de este video y con imágenes efímeras en redes sociales (Snapchat e Instagram) mostraron algunos adelantos.

El video fue filmado en el bar Hoplers en los Yoses, ubicado en una casa construida de los años 40. La historia está ambientada en una época similar y tiene como protagonista a la modelo Estefanía Gutiérrez.

“Yo soy animador digital y admiro mucho el trabajo de Marlon Villar en esa área”, comentó Ramos, el bajista. “Pero en este video él quiso concentrarse más en las acciones y la trama, en dejar que toda la parte conceptual fuera lo principal, es un experimento”, agregó.

Voodoo no sabe hasta dónde los llevará ese video, como nunca se imaginaron hasta dónde los llevarían sus álbumes. Lo único que tienen por seguro es que, con su ética de “viejos” seguirán trabajando.

“Pensamos grabar a fin de año. Afortunadamente, podemos invertir dinero ganado en estas grabaciones, eso nos ayuda mucho”, comentó Guido Fernández. “Lo más importante es seguir trabajando y seguir publicando material; el público nos pide más y se lo seguiremos dando”.