15 febrero, 2014
Vanessa-Mae, de 35 años, ha actuado en celebradas salas de concierto alrededor del mundo. Para ella este es solo otro espectáculo, otra actuación. Y no espera ser la gran estrella.
Vanessa-Mae, de 35 años, ha actuado en celebradas salas de concierto alrededor del mundo. Para ella este es solo otro espectáculo, otra actuación. Y no espera ser la gran estrella.

KRASNAYA POLYANA, Rusia

Como una virtuosa del violín, Vanessa-Mae ha deleitado a grandes públicos desde pequeña.

Debido a su floreciente carrera musical, el esquí siempre lo mantuvo en un segundo plano. Esto cambió con los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi.

La intérprete de música clásica-pop tiene previsto competir el martes por Tailandia en el slalom gigante olímpico.

¿Miedo escénico? Difícilmente.

Vanessa-Mae, de 35 años, ha actuado en celebradas salas de concierto alrededor del mundo. Para ella este es solo otro espectáculo, otra actuación. Y no espera ser la gran estrella.

Vanessa-Mae nació en Singapur y creció en Gran Bretaña, pero está en las Olimpiadas como una de dos atletas del equipo tailandés. Competirá como Vanessa Vanakorn, usando el apellido de padre, originario de Tailandia.

“ Si llego de última, igual la pasaré bien ” , dijo la violinista el viernes en una entrevista con la Associated Press, al final de una práctica. “ Soy tan afortunada de estar aquí. Tengo tanto apoyo ” .

Vanessa-Mae incluso dejó el violín en casa para enfocar toda su atención a la montaña.

“ Estaré feliz de ver (a mi violín) cuando lo vea ” , reconoció con su característica energía mientras caminaba de la pista de esquí a un auto estacionado cerca. “ Creo que está un poco celoso de mis esquís en este momento ” .

Vanessa-Mae comenzó a tocar el violín cuando tenía unos 5 años y saltó a la fama en 1995 con su álbum debut “ Violin Player ” .

De niña también empezó a esquiar, pero no se lo tomó demasiado en serio.

Y no lo hizo hasta hace unos meses, cuando se le metió en la cabeza que quería participar en los Juegos Olímpicos de Sochi.

“ Soy perezosa, así que pensé que si me fijaba una meta a corto plazo y trataba de calificar para las Olimpiadas, quizás saldría a esquiar no sólo cuando brillara sol ” , dijo Vanessa-Mae, quien logró su objetivo al cumplir con los criterios de la Federación Internacional de Esquí.

“ El sol ha estado brillando aquí todos los días ” , acotó, “ así que tengo lo mejor de los dos mundos ” .