El argentino conversó con La Nación antes de viajar a Costa Rica para ser parte del concierto del Festival Internacional de las Artes

Por: Melvin Molina 11 abril, 2014
vicentico
vicentico

En su inconfundible voz, los ticos aprendieron a cantar Mal bicho , a mitad de la década de 1990; luego, allá por el año 2002, lo escucharon interpretar Culpable , extraído de su primer disco como solista. Ahora, el argentino Vicentico está a las puertas de regresar a Costa Rica para revivir éxitos y mostrar novedades durante el concierto de cierre del Festival Internacional de las Artes (FIA) 2014.

El artista conversó con La Nación desde Argentina y contó que, luego de tantos años de carrera, el éxito es algo que no le preocupa ni se interesa en medir.

A causa de las frías temperaturas de su país, un resfrío afecta un poco su voz; sin embargo, eso no disminuye su entusiasmo por volver a nuestro país.

Comentó que ser parte de una actividad como el FIA es un honor para él, además de ser el marco ideal para compartir sus canciones.

La música de su disco 5 nutrirá una buena parte su presentación, adelantó; desde luego, también incluirá algo de su faceta junto a Los Fabulosos Cadillacs.

Gabriel Julio Fernández Capello, nombre de Vicentico, agregó que en la música siempre busca conmover y transformar a su público.

A continuación, un extracto de la entrevista.

Cantar en un festival cultural, gratuito y al aire libre ¿es una buena mezcla para un concierto?

¡Claro! Por supuesto. Para mí es un honor participar en un festival así. Me pone muy contento a mí y a todos los chicos que tocan conmigo. Es el marco ideal para tocar canciones, así que para nosotros es una alegría y estamos con muchas ganas de participar.

”Estoy muy contento de poder ir a Costa Rica, yo adoro el clima, el lugar; sé que la vamos a pasar bien. Nosotros los músicos vamos a estar muy contentos, ojalá que esto lo podamos compartir con la gente.

”Ahora mismo, estoy con un poco de fiebre y un resfriado bastante fuerte, así que voy a pedir disculpas si la voz no suena como tiene que sonar. No es nada grave, solo estoy muy resfriado; en Argentina, hace mucho frío y comenzó la época de los resfríos, pero nos vemos en el Festival el fin de semana”.

El repertorio del concierto en el FIA ¿estará enfocado en 5 , su disco más reciente?

El concierto está un poco basado en el último disco, pero toco de mis otros discos (como solista). En realidad, lo que hago es que intento armar una lista de canciones un rato antes del concierto. Ya sabemos nuestras canciones; en general, me acuerdo, puede ser que alguna se me olvide; entonces, intento armar una lista antes de cantar, de ver el lugar y ver qué clase de clima hay.

¿Escuchará el público algo de su carrera con Los Fabulosos Cadillacs (LFC)?

¡Sí! Probablemente, alguna canción, no sé cuál, pero, en algún momento, seguro alguna cosa se nos va a ocurrir.

¿Existe una forma de alcanzar el éxito cuando se canta ante un gran público?

No lo sé; la verdad, no lo sé. Sería un poco torpe adelantarme a eso; cada concierto es diferente al otro, es único, aunque tenga experiencia en esto.

”Lo digo porque es cierto, no porque sea un hombre de gran experiencia. Canté muchas veces y sé que cada concierto es único; no hay modo de saber que esto funcione o no.

”Lo que sucede es que más allá de las canciones, a lo que le apuesto mucho, también está el modo de concentrarse, de entendernos. Ojalá que la gente pase un lindo momento durante el concierto; es lo que espero”.

¿Puede un público entusiasmado o conectado con el artista lograr que un concierto ordinario se transforme en extraordinario?

Es una situación ideal y es muy bonito que suceda. De todos modos, también puedo decirte que si no sucede, que puede pasar, también es muy bonito porque para mí tocar canciones, cantar, hacer recitales en vivo, es a lo que me dedico y lo que más me gusta hacer.

”A mí me gustan todas las situaciones; donde el público está atento y con ganas de escuchar música, y uno tiene una comunicación con eso y logra sentir que hay algo entre las dos partes. También, me gusta cuando el público no presta atención, porque es un lindo desafío”.

”Tocar música siempre es agradable, es artístico, y todas las situaciones ayudan a que eso se desarrolle de un modo o de otro. Sin embargo, cuando entre las dos partes se logra comunión y empatía es increíble, único y sucede en ese momento, solo sucede esa noche. Es algo muy lindo y emocionante”.

¿Recuerda especialmente alguna vez que esto le ocurriera?

Es como difícil de responder, porque si digo que eso sucede cada noche, parece que es una exageración de mi parte.

”Nuestra disposición como músicos es que siempre suceda. Siempre hay una persona, aunque sea una, que lo siente y me modifica el saber que le estoy cantando a la otra persona, que le importa y le conmueve; es algo que siempre sucede”.

”Me pasó muchas veces, en general el intento de cualquier cantante es de alguna manera conmover y transformar ese instante que están viviendo en algo que no tenga tiempo. Es simplemente eso que sucede, una comunión entre música, cantante, instrumentos y quien escucha; eso sucede, en general siempre, no lo digo alabándome a mí mismo”.

¿Desarrollar una carrera como solista y mantenerse junto a LFC lo pone en batalla por diferenciar ambas carreras o conviven en paz?

La verdad, en este momento, conviven en absoluta paz y armonía. Tal vez al principio de todo esto, cuando nosotros como banda decidimos parar ( pausa )... Lo que pasa es que nosotros nunca decidimos que dejábamos de tocar para siempre, decidimos que íbamos a dejar de tocar por un largo tiempo.

”En ese primer momento, a todos nos causó un poco de incertidumbre, en el año 2000, aproximadamente; a partir de un año después, nosotros empezamos a entender cómo era esto y que la verdad todo convive bien, que es mejor aún, nutre todo, nutre la parte afectiva. Descubrimos cuánto nos queremos como amigos y también cuánto respetamos la banda y cuánto queremos este grupo”.

”La parte solista es lo que yo hago en el medio (de su trabajo con Los Fabulosos Cadillacs), yo no sé hacer otra cosa que hacer música, es mi trabajo; lo hago con total alegría y tranquilidad, así que nada de sufrimiento”.

Hablando del disco 5 , incluyó el tema original de Roberto Carlos No te apartes de mí y lo canta junto a su pareja, ¿existe alguna historia especial detrás de la elección de esta canción?

Sí la hay, pero es todo lo que puedo decir ( risas ).

Volviendo a su carrera en solitario, ya va por su quinto álbum. ¿Resultó difícil llegar a este punto?

Ha sido muy sencillo. No sé si es porque nunca me planteé la música como algo difícil; para mí, es algo demasiado natural como para que se me complique en algún aspecto, por eso es muy fácil.

”También es mucho trabajo, pero como el trabajo es lindo y tan agradable, lleno de magia y espíritus buenos, a mí no me resultó para nada difícil ni esto (su carrera solista) ni tampoco mí trabajo con los Cadillacs, ni nada que tenga que ver con la música; esto es todo fácil.

Su compañero de LFC, Mario Siperman, dijo en una entrevista que parte de la filosofía de los Cadillacs era hacer lo que les gusta y de la manera en la que les gusta hacerlo. ¿Aplica esa misma filosofía en su carrera solista?

Sí, es mí modo de vivir. A mí me da un poco de pudor porque puede sonar a que creo que sé las cosas, la verdad no sé nada. Sin embargo, sí sé que no encuentro otro modo de vivir que hacer lo que a uno le gusta y cómo le gusta, como uno siente qué tienen que ser.

¿Qué lo mueve a continuar en un oficio que a veces es agotador?

No es complejo; en realidad, para mí, es el mejor modo de vida. Yo soy una persona muy vaga; entonces, no hay nada más fácil para mí que dedicarme a la música, cuando tengo que tocar, voy a tocar; luego, el resto del tiempo me la paso holgazaneando.

”Con respecto a mi familia, ellos viajan mucho conmigo; en realidad, tengo todo muy armado para no pasar demasiado fuera de casa.

”Mi mujer (Valeria Bertuccelli, actriz) también es artista; mi hijo mayor es músico y mi hijo más chico está en el cole y lo dejan faltar.

”¿Es agotador, cansado?, no sé. Son un poco agotadores los viajes, los aviones, pero nada que uno no pueda tolerar. Todavía me siento bien de hacerlo; si, en algún momento, siento que no puedo por cansado, supongo que lo pensaré.

”Estoy muy agradecido de llevar la vida que llevo y me gusta mucho tocar; me parece que son momentos de tanta magia, de tanta apertura de la emoción y del corazón, que es muy difícil de cambiar eso por otra cosa; es muy difícil y no lo quiero cambiar. Me hace muy bien a mí y a los que somos músicos; es lo mejor que te puede pasar y estoy muy contento”.

Luego de más de 30 años de carrera queda claro que el éxito que se mide por discos vendidos y asistentes a sus conciertos ya lo superó. Entonces, ¿cómo mide el éxito en este punto de su vida?

La verdad es que es difícil porque a mí, de verdad, no me preocupa; tal vez sea porque nos fue muy bien en el sentido que decís. No tengo la preocupación. Si en algún concierto no llega mucha gente, no es algo que me preocupe, no es algo que me vaya a hacer sentir mal, pero siempre encuentro una persona a la cual cantarle una canción.

”No sé, no mido mucho esto (el éxito), no me parece algo medible, algo que sea importante; supongo que si no hubiera conocido esto que creemos que es el éxito, a lo mejor estaría muy preocupado por saber qué es. Creo que lo lindo es hacer música. Tengo mucha suerte; la verdad es que tengo mucha suerte de poder vivir de la música y que el trabajo me haya dado la posibilidad de vivir como vivo.

”A la vez, también lo he construido yo, con lo cual es una mezcla de suerte con cierta capacidad. Esto no me hace mejor ni peor, solo tener cierta capacidad para entender cómo moverse dentro del mundo de la música. Supongo que alguna clase de agudeza mental tengo, pero también es una suerte”.

Finalmente, ¿tendremos oportunidad de ver a los Fabulosos Cadillacs de regreso en Costa Rica?

Ojalá. A nosotros también nos encantaría. Estuvimos a punto de hacerlo hace un tiempito, pero no se pudo concretar, así que sería un placer.