El concierto fue una práctica para su regreso a los escenarios, tras más de un año de no tocar en vivo.

Por: Alessandro Solís Lerici 11 diciembre, 2013

Imagínese estar disfrutando de una suculenta pizza y que, de pronto, aparezca Foo Fighters en el escenario del restaurante, cuya capacidad máxima es de 200 personas. ¿Cuáles son las probabilidades?

Como una suerte de calentamiento para su regreso a las tarimas, Dave Grohl y compañía hicieron exactamente eso la noche del lunes 9 de noviembre, en Rock & Roll Pizza, en California, Estados Unidos.

Foo Fighters no tocaba en vivo desde setiembre del 2012, debido a una pausa en la que entró la banda tras la gira de promoción de Wasting Light (2011), su sétimo álbum en estudio.

El grupo se presentará hoy y el viernes 13 de diciembre en el Auditorio Nacional de México, y se espera que publique su nueva producción discográfica en algún momento del 2014.

En el sorpresivo concierto en la pizzería, Foo Fighters tocó canciones como All My Life, Learn to Fly, Everlong, Times Like These, Big Me, Stacked Actors, These Days, The Pretender y My Hero, entre otras.

Etiquetado como: