A pesar de ser menos que los 11 anunciados, los invitados se mostraron muy entusiasmados de repetir la experiencia.

Por: Carlos Soto Campos 13 diciembre, 2015
Los mariscales del Festival de la Luz dieron sus palabras al público en san José. / Fotografía: Andrés Arce.
Los mariscales del Festival de la Luz dieron sus palabras al público en san José. / Fotografía: Andrés Arce.

En una tarima ubicada frente al Colegio Luis Dobles Segreda, en San José, los atletas que representaron al país en las Olimpiadas Especiales, el artista Isidro Con Wong, el escultor Jorge Jiménez Deredia, el músico Edin Solís (de Éditus) y el jefe del Benemérito Cuerpo de Bomberos, Héctor Chaves, conformaron la comitiva de mariscales que inauguraron el XX Festival de la Luz.

“Esto es una fiesta de todos los costarricenses. En el Festival de la Luz creo que todos debemos de sacar la luz que tenemos” comentó Jiménez Deredia, artista que viajó desde México –donde estaba finiquitando detalles para una exposición– para sumarse a la actividad.

“Veo que las carrozas recuperan la historia profunda costarricense; nuestro oro está trayéndose a las carrozas para poder dar un mensaje de que nosotros tenemos una historia”, manifestó Jiménez Deredia, hablando sobre la carroza de la Municipalidad de San José y su inspiración en el arte precolombina.

Isidro Con Wong se declaró “muy feliz de poder estar aquí y de poder mirar al pueblo Costa Rica”.

“Ser homenajeado no es solo sinónimo de alegría y felicidad, sino de compromiso, y este año estamos acá nuevamente con la misma motivación”, dijo Héctor Chaves, recordando que el año pasado el cuerpo de Bomberos al que representa fue elegido como mariscal de la actividad.

La alcaldesa Sandra García compartió la emoción de los mariscales y compartió con los presentes, a quienes saludó en medio de gritos de agradecimiento.

“(Estas personas) vienen hasta la madrugada inclusive, desde la noche anterior están aquí porque es de mucho significado para ellos. Podemos decir que es un evento de primer mundo; esto se ve en pocos lugares, entonces para ellos tener esta actividad cultural representa mucho”, comentó sobre el Paseo Colón, vía que, comentó, se dedicaría a recorrer a pie.

Los mariscales luego fueron distribuidos en distintos automóviles desde los que, sentados, pudieron saludar al público durante su paso por esa vía josefina.