Lo que trae La estadounidense lanzó su tercer y más reciente disco, que está compuesto por 14 tristes canciones

Por: Katherine Chaves R. 19 junio, 2014

Un latido débil (o mejor dicho, fúnebre) es lo que pareciera darle vida a las 14 canciones del nuevo disco de Lana del Rey, titulado Ultraviolence , que ya fue lanzado al mercado.

La tristeza y la voz melancólica de la artista se mezclan con las guitarras acústicas que suenan en esa tercera producción de la estadounidense, de 27 años, para conmover hasta a la persona más dura de sentimientos.

Lana del Rey, de 27 años, ha lanzado tres discos en su carrera.
Lana del Rey, de 27 años, ha lanzado tres discos en su carrera.

“Tiene muchos susurros, un sentimiento profundo de desamparo impregnado en cada letra y una música lenta. Todos esos elementos bien compenetrados provocan un efecto hipnótico, que estamos seguros cautivará a miles de miles”, escribió un crítico de música en el diario The Telegraph .

Ese mismo especialista aseguró: “Ese tono magullado de voz que tiene Del Rey me hace recordar y vivir de nuevo aquellos duetos de ensueño que hacía (la cantante e hija de Frank Sinatra) Nancy con Lee Hazlewood. Lana es muy afortunada de cantar así”.

Además de la melancolía, Lana del Rey escarba en su lado más oscuro y cinematográfico, dijo el canal de cable MTV.

“Ella está usando personajes para contar historias de amor y de pérdida que pueden ser reales o que pueden ser solo eso: historias. Por ejemplo, en el tema Cruel World habla, con cierto despecho, de la supuesta felicidad que siente al ver que la persona que amó se fue. ¿Le habrá pasado? No sabemos, pero ese tema tiene un buen argumento”, señaló MTV.

En la pista llamada igual que el disco, Ultraviolence , Del Rey contó a The New York Times que se basó en un hombre llamado Jim que es un supuesto líder de un culto de Nueva York. “Eso es lo que digo cuando me preguntan por esa canción, pero puede ser que haya utilizado mi imaginación para hacerla y que realmente no haya conocido a nadie. Es un secreto”, contó la artista en aquel momento.

Caras encontradas. Para el periódico The New York Post , Del Rey hizo tan buen trabajo que la proclamó como la nueva princesa del pop, sin temor a dudas de que podría llegar a ser la reina.

“Ella no hace un pop dance como el de Katy Perry, por ejemplo. Es algo distinto, y lo diferente siempre gusta. Es triste, sí, pero ella supo por dónde llegarnos, cómo mover fibras sensibles y eso solo lo hace un buen artista. De ella tendremos mejores noticias”, justificó esa publicación.

Eso sí, como en todo, no todas las críticas son positivas. Billboard hizo una lista de las cinco canciones que no tuvo que incluir en el disco.

“Las canciones, en general, están muy buenas, pero hay unas que no le encontramos sentido haber metido. Pudo aprovechar mejor el espacio que tenía y producir algo realmente maravilloso”, escribieron en la página de Internet.

Éxito. La cantante estadounidense ha lanzado dos producciones: Lana Del Ray (2010) y Born to Die (2012).

Con la primera, sus ganancias no fueron extraordinarias; sin embargo, con la segunda, su cuenta de banco estalló.

Born to Die vendió más de 7 millones de copias en todo el mundo, superando así las ventas del último álbum de Beyonce.