Estudiante de octavo año del Colegio Británico califica experiencia como la más importante vivida a sus 14 años

Por: Manuel Herrera 5 julio, 2016

Los nervios quedaron atrás y ahora son solo buenos recuerdos y emociones los que colman la mente de la costarricense Jimena Cassasola, quien bailó el 2 de julio al lado de uno de los íconos del pop del momento: Justin Bieber.

Cassasola, de 14 años y vecina de Curridabat, regresó a Costa Rica este 5 de julio procedente de Miami, ciudad estadounidense donde tuvo lugar uno de los conciertos que Bieber ofreció como parte de su gira Purpose World Tour, en el American Airlines Arena.

"La experiencia de haber compartido escenario con él fue inolvidable porque, primero que todo, el show fue muy grande y con gran proyección, y los bailarines súper profesionales. Lo que vi del concierto estuvo chiva pero cuando ya nos llamaron a backstage empezaron los nervios, pero nervios bonitos y chivas, de esos que me encantan. Estaba esa energía positiva y cuando empezamos a bailar, la adrenalina y la energía fluyeron. Lo disfruté bastante. Fue un momento espectacular", contó Cassasola a Viva.

Jimena Cassasola (alta) junto a las otras tres chicas que bailaron al lado de Justin Bieber.
Jimena Cassasola (alta) junto a las otras tres chicas que bailaron al lado de Justin Bieber.

La joven bailarina de la academia Warehouse Dance Complex agregó que previo al concierto, Justin Bieber era solo un artista más incluido en sus listas de música; empero, eso cambió. "Antes del concierto era un cantante que me fascinaba, pero ahora es mi cantante favorito", dijo.

Cassasola fue seleccionada de una dinámica que la producción del cantante habilitó para escoger a cuatro bailarinas que acompañarían al cantante canadiense mientras interpretaba su tema Children. Junto a ella estuvieron tres chicas más de nacionalidad estadounidense.

"Entre las oportunidades que se me han dado esta es la más grande que me ha pasado, pero creo que después de eso solo queda seguir hacia adelante. Ojalá bastantes oportunidades más se me abran", refirió Cassasola a quien le apasiona tanto bailar hip-hop como la música contemporánea.

Jimena contó que tras bambalinas ni ella ni las otras tres bailarinas seleccionadas pudieron compartir con el intérprete de Sorry.

"En el escenario él nos preguntó el nombre y nos chocó la mano. Fuera del escenario no tuvimos ningún contacto con él", declaró.

Jimena viajó el viernes a Estados Unidos en compañía de sus padres. Ambos tuvieron acceso al espectáculo de Bieber.