Estreno. Junto a Édgar Brenes-Soto, presentaron En este lado del mundo , una propuesta con sonidos variados del neosoul latino

Por: Jessica Rojas Ch. 23 septiembre, 2015

El soul y la música latina encontraron en la creatividad, las voces y la música de la cantante Tamela Hedström y el músico Édgar Brenes-Soto la excusa perfecta para fundirse.

Los artistas presentaron este martes el disco En este lado del mundo , una colaboración que pinta la música costarricense con matices hacia el neosoul latino, algo que Tamela asegura es nuevo en el país. Esta es la segunda producción discográfica de la artista, quien lanzó en el 2012 Tamela , disco del cual se desprenden temas como Acércate que fue nominada a los premios Grammy Latinos.

Este es el segundo material de Tamela Hedström tras publicar su primer disco en el 2011.Foto: Adrián Soto.
Este es el segundo material de Tamela Hedström tras publicar su primer disco en el 2011.Foto: Adrián Soto.

La cantante habló con Viva sobre su reciente material y lo que el público podrá encontrar en esta nueva producción.

¿Cuál es el sentimiento de este nuevo disco?

Son composiciones mías y de Édgar Brenes-Soto que comenzamos a trabajar desde que fuimos a China, el año pasado. Es una propuesta de neosoul en español; que yo sepa en el país no se ha hecho y estamos contentos de incursionar en este género.

¿Cómo fue el proceso de trabajo con Brenes-Soto; la sinergia con el artista en cuanto a sonidos y las letras?

Primero él es un muy buen compositor; tenemos mucho en común pero somos muy diferentes. Él es más jazzista y roquero pop y yo voy más hacia el soul y hacia lo latino; entonces, pudimos combinar esos mundos para hacer una mezcla de todos los géneros que se escuchan en el país. A veces no es fácil, pero eso es lo interesante de trabajar con otros compositores.

En la parte lírica, ¿de qué van a tratar las canciones?

Todos los temas son de amor: a la vida, a la amistad y a la pareja; es un disco muy positivo, solo tiene una canción de desamor que se llama La última triste canción de amor y es la única que realmente habla de algo negativo, pero todos los demás tienen un mensaje de esperanza hacia la vida.

¿La composición fue a dúo?

Algunas son mías, otras las escribimos juntos, otras él las empezó y las terminamos juntos. También hay un tema que lo escribí con Perrozompopo, de Nicaragua.

Tamela Hedström explora un nuevo género en su segundo disco
Tamela Hedström explora un nuevo género en su segundo disco

Trabajó con el talento de Perrozompopo y también con Malachi Rivers, un rapero estadounidense. ¿Qué aportan ellos con sus estilos tan diferentes al suyo en este disco?

La canción con Perrozompopo es muy romántica y casi como una canción de cuna; la voz de él es muy masculina y áspera y contrastaba muy lindo con el tema y las texturas vocales.

”En el caso del rapero cantamos Sabor a miel , que es bien romanticona donde canto en español y francés y necesitábamos la parte más fuerte al estilo hip-hop para darle un twist al tema”.

Se apoyaron en otros músicos ticos y extranjeros para lograr esta fusión de sonidos...

Édgar toca el piano, el acordeón, órganos y teclados eléctricos, y tenemos varios invitados importantes como Ernesto Núñez (trompetista de Juan Luis Guerra); hay músicos nacionales como el cuarteto de cuerdas Índigo; Danilo Guzmán en la batería; Mario Álvarez y Nelson Segura en los bajos, que son muy importantes para que las canciones tuvieran sonidos diferentes. También nos acompaña Héctor Barez, el baterista de Calle 13 que también me acompañó en mi disco anterior.