Robarse, o copiar un riff es más común de lo que uno cree, pero normalmente se hacen tratos fuera de los juzgados para evitar que el problema salga a luz publica.

Por: Inti Pacheco 28 mayo, 2016

Justin Bieber y Skrillex enfrentan una demanda por haber plagiado una canción para componer uno de sus mayores éxitos, Sorry.

La cantante Casey Dienel, conocida como White Hinterland, publicó este jueves una nota en Facebook donde explica los detalles de la demanda: "La canción Sorry copia un ritmo vocalizado de mi canción Ring The Bell. Los compositores, productores e interpretes de Sorry no pagaron la licencia para el uso de mi trabajo ni buscaron mi permiso".

Dienel dice que a pesar de que Bieber pudo haber pagado por el uso de su canción en Sorry, él decidió no contactarla y asegura que sus abogados le enviaron una carta al equipo legal del cantante pero que esta también fue ignorada. Incluso, Dienel ofreció hablar al respecto sin presentar una demanda y asegura que los productores de Sorry no quisieron reconocer lo sucedido.

El documento de la demanda presenta el argumento que la similitud entre ambas canciones "supera el ámbito de coincidencia genérica y creación independiente".

Otros casos. Este no es el primer caso de plagio en el mundo de la música. El más reciente fue el de Robin Thicke y Pharrell Williams, que tuvieron que pagar $7.4 millones a la familia de Marvin Gaye tras utilizar el ritmo de canción Got To Give It Up en el sencillo de Thicke, Blurred Lines.

Robarse, o copiar un riff es más común de lo que uno cree, pero normalmente se hacen tratos fuera de los juzgados para evitar que el problema salga a luz publica.

Aquí dejamos varios ejemplos:

American Idiot de Green Day es un caso especial en el que no hubo ni demanda ni arreglo monetario. La canción es muy parecida a la de una banda de punk menos conocida, Dillinger Four:

Ahora escuchen la Green Day:

Sam Smith es un artista que tuvo mucha suerte ya que tampoco tuvo consecuencias legales o monetarias. Una de sus canciones más reconocidas, Stay With Me, es otra forma de interpretar la canción I Won't Back Down de Tom Petty.

La de Sam Smith es idéntica:

El clásico noventero Ice Ice Baby es también una copia. Vanilla Ice utilizó sin permiso la base de la canción de Queen, Under Pressure. El arreglo se hizo por fuera y hasta hoy no se sabe la suma que pagó Vanilla Ice por esto.

La obra maestra de Queen y David Bowie:

La copia de Vanilla Ice:

El primer éxito de Radiohead fue robado. La banda tuvo que acreditar a Albert Hammon y a Mike Hazlewood de The Hollies como compositores de Creep porque utiliza las bases de la canción de 1973, The Air I Breathe

The Hollies en 1973:

Radiohead 21 años después: