Rumbo claro La artista quiere reforzar las giras por comunidades y la formación de los intérpretes. También se propone aumentar la cantidad de montajes al año

Por: Yendry Miranda 3 enero, 2015
Carrera. Como parte de su trayectoria, Baverlyn Mora ha cantado junto a diferentes grupos del país. Beverlyn Mora/ LN
Carrera. Como parte de su trayectoria, Baverlyn Mora ha cantado junto a diferentes grupos del país. Beverlyn Mora/ LN

La cantante y directora coral Beverlyn Mora Ramírez es la nueva directora de la Compañía Lírica, confirmó Guillermo Madriz, director del Centro Nacional de la Música, institución a la que pertenece la agrupación.

“La escogimos por su experiencia artística y administrativa, experiencia al frente de muchos proyectos en la Universidad de Costa Rica. Ella es una persona sumamente dinámica, emprendedora y con una gran capacidad para llevar adelante una serie de proyectos importantes a mediado plazo dentro de la Compañía Lírica Nacional”, aseguró el director.

Además de su faceta artística, Beverlyn Mora posee una maestría en administración de proyectos y ha sido profesora en la Universidad de Costa Rica desde 1984. Como directora ha trabajado con agrupaciones como Camerata Vocal de Costa Rica y Coro Universitario de la Sede de Occidente, entre otros.

Sobre esta nueva responsabilidad la artista le contó a Viva sobre sus planes.

¿Cómo es la Compañía Lírica que quiere dirigir?

La Compañía Lírica que quiero dirigir es completamente inclusiva para los cantantes nacionales y para el público, sobre todo para el de la zona rural. Es indispensable que la Compañía vaya a las zonas más alejadas y que le dé al público la oportunidad de disfrutar y conocer al mismo tiempo. La compañía tiene la obligación de ir a esos lugares para que la gente conozca el arte lírico y a los cantantes costarricenses. Eso no va a suceder si nos quedamos en San José. Además de esta labor, algo fundamental para mí es trabajar en la formación para cantantes líricos.

¿Cómo logrará esto?

Primero que nada, quiero escuchar a exdirectores, a cantantes de gran trayectoria como Enrique Granados, Guadalupe González, Fitzgerald Ramos y a los nuevos valores. Ya comenzamos con un conversatorio que reunió a diferentes sectores, desde exdirectores hasta productores independientes con el objetivo de escuchar cuáles son las expectativas del sector. ”La otra forma de alcanzar los objetivos es fortalecer el taller lírico a cargo de la maestra Guadalupe González, para que los cantantes no solo se formen en técnica, sino también en dramaturgia. Además haremos una gira nacional para que las comunidades alejadas tengan acceso al canto lírico. Se trata de movernos mucho; no queremos que nos llamen, sino ir para que nos conozcan”.

¿Cómo quiere visibilizar el trabajo de la Compañía si esta solo hace un montaje al año?

No sé si me pongo la soga al cuello al decir esto, pero la Compañía Lírica no puede existir para hacer solo un montaje al año. Este año vamos a tener tres produccciones: en julio y agosto tendremos El elixir de amor ; en setiembre, vamos a montar la zarzuela Luisa Fernanda y en octubre La vida breve , de Manuel de Falla.

¿Cómo se explica que la compañía pase de un montaje a tres en menos de un año? ¿Qué estaba fallando?

Más que pensar en que algo falla se trata de conceptos o paradigmas. Anteriormente se pensaba que la gente no iba a ir a más de una ópera al año. Administrando recursos, podemos hacer tres producciones menos costosas que nos den el objetivo que buscamos: más cobertura y proyección para los montajes. Eso sí, lo haremos siempre buscando la excelencia en las producciones. En las óperas de la Lírica trabajará el que lo haga bien.

¿Cómo logrará estas metas sin bajar la calidad de los montajes?

Queremos optimizar los recursos, tocaremos las puertas que tengamos que tocar, buscaremos patrocinadores y haremos conciencia en la señora ministra (de Cultura). Lo que puedo garantizar es la excelencia en la calidad de la producción buscando los mejores directores que puedan hacer lo mejor con lo que tenemos. ”Parte del esfuerzo ya se está visualizando y es que se está invirtiendo en excelentes directores musicales y artísticos para el montaje de El elixir de amor (Arthur Fagen, como director musical, y Tomer Zvulun, como director artístico) y esto nos garantiza que el producto final será de primera línea. Ambos son excelentes profesionales; ellos vienen a aportarnos y enseñarnos”.