Con nueve exitosos temas y tres canciones nuevas llega el álbum Éxitos, 10 años de salsa dura

Por: Jessica Rojas Ch. 2 diciembre, 2015
Rafael Mora, Andrés León, Marco Vargas, David Carvajal, Marcial Flores, Walter Flores, Allan Estrada, Alfredo Poveda, Alejandro Castro; ellos son los integrantes de Son de Tikizia. En la foto faltan Miguel Rojas y Ricardo Wint.
Rafael Mora, Andrés León, Marco Vargas, David Carvajal, Marcial Flores, Walter Flores, Allan Estrada, Alfredo Poveda, Alejandro Castro; ellos son los integrantes de Son de Tikizia. En la foto faltan Miguel Rojas y Ricardo Wint.

La salsa y el bolero son los principales protagonistas de una fiesta para celebrar los 10 años de Son de Tikizia. Este agasajo tiene un nombre y una razón de ser: el disco Éxitos, 10 años de salsa dura ; es una recopilación de los temas más emblemáticos de esta banda.

El álbum es una celebración y tiene varios invitados que son viejos conocidos: por ejemplo, [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20151201_0018]]Juan Soledad[[END:INLINEREF]], el que tiene la bemba colorá y la cabeza de clavo, llega para poner a muchos a bailar. La historia de cómo mataron al otro Juan, el González, se cuenta a punta de sabor y, aunque la Sierra se vistió de luto por el suceso, la música también sirve para hacer homenajes.

En 10 años hay muchas anécdotas que contar. Como aquella del [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20151201_0019]]perico[[END:INLINEREF]] que por sordo lo atropelló el tren; también se presenta a un sonero mayor al que no le importan las críticas y que demuestra su talento vocal inspirado en grandes como Héctor Lavoe.

Son de Tikizia festeja 10 años de hacer música original. Foto: John Durán.
Son de Tikizia festeja 10 años de hacer música original. Foto: John Durán.

Los buenos recuerdos también se comparten con cómplices apreciados. Una nominación al premio Grammy se rememora muy de cerca con la voz de Tamela Hedström, y una aventura musical vuelve a sonar junto a Humberto Vargas con una pieza inspirada en un juego de niños, pero que se adapta a la perfección a la vida amorosa.

El orgullo está impregnado en su música. Sentir el pecho hinchado de honra por ser costarricense se demuestra con el “zumba, que zumba marimba en mi corazón, aunque se rompan las teclas que son de fino coyol”.

Pero hay momentos para bajar las revoluciones y bailar pegaditos, pecho con pecho, bajo la bandera del romanticismo. La admiración por los grandes de la música suena con los acordes que recuerdan a un intenso olor a perfume de gardenias.

Todo esto se encuentra en el disco gracias a la remembranza de temas excepcionales como Juan Soledad , Juan González , Acércate , Perfume de gardenia , Sonero mayor , Pasión , Perico Mamaguela , No me importa y Piedra, papel, tijera.

Cada una de ellas, fieles representantes de las seis producciones discográficas que forman la extensa hoja de vida de Son de Tikizia, y que la agrupación decidió ponerlas juntas para no dejarlas olvidar.

Y para cerrar como se debe una fiesta, no podían faltar los regalos. Tres canciones nuevas también son parte del material: Costa Rica , Un lorito salsero y Ritmo negro .

La primera de ellas es una oda al nacionalismo, a la tierra que vio nacer a Franklin Chang, Carmen Lyra y Keylor Navas; al cielo celeste que cubre este país de paz y también a los hombres valientes y mujeres bellas que conforman nuestra sociedad.

La del lorito, hecha con sonidos distintivos de Son de Tikizia, aporta una nueva historia teñida sutilmente de crítica social y Ritmo negro ; es un reconocimiento a las raíces musicales del Caribe y a la amistad que tienen los músicos con Perú.

Dedicados. Bajo la batuta del cinco veces ganador del Grammy, Walter Flores, y de su colega Alfredo Poveda, la agrupación hizo este recopilatorio con versiones nuevas de esas canciones que ya son parte del imaginario de la escena tica. Además, cuentan con la colaboración de los músicos Jimmy Bosch y Javier Malca.

“Reunimos todas las etapas del grupo, pero ya tenemos la mirada puesta en comenzar una nueva. Nos vamos a centrar más en los videos de la música que hemos hecho y estamos preparando un disco nuevo con el músico Felipe Fournier; hay mucho por hacer y vamos a insistir en temas originales”, dijo Flores.

Foto: John Durán.
Foto: John Durán.

Para Poveda, el gran secreto de que Son de Tikizia se haya mantenido por tantos años se debe a la dedicación. “El grupo es una especie de cantera musical de mucha calidad; es como un diamante y la idea de seguir con esa línea de estudio y dedicación, porque son las razones de que sigamos vigentes”, aseveró.

El vocalista agregó que aunque la salsa sea un movimiento underground nunca perderá su importancia ante otros géneros musicales. “Nunca le dan el porcentaje de validez que realmente merece, pero eso no la hace menos. A nosotros nos inspira el trabajo de Rubén Blades y del Gran Combo de Puerto Rico, que no necesitaron de una distribución fuerte para dar a conocer su trabajo”, afirmó.

Otro de los puntos a favor del éxito de la banda es el apoyo y la fidelidad del público que han cosechado en todos estos años. “Es muy variado y eso es interesante, porque nos escucha desde un muchachito joven hasta gente mayor; el grupo tiene la particularidad de que quien lo escuche va a disfrutarlo”, dijo Flores.

Son de Tikizia está conformado por David Carvajal (trombón), Andrés León (trombón), Allan Estrada (percusión), Alejandro Castro (bajo), Rafael Mora (percusión), Marcial Flores (trombón), Marco Vargas (trombón), Miguel Rojas (percusión), Ricardo Wint (percusión), Alfredo Poveda (voz) y Walter Flores (flauta, piano, productor).

Éxitos, 10 años de salsa dura se consigue en formato físico en tiendas como Vértigo, Librería Internacional, Librería Lehmann y Auto Mercado. También está disponible en plataformas digitales para descarga.