Por: Alessandro Solís Lerici 23 agosto, 2013

Una leyenda del punk rock costarricense retomará su vida en el escenario este viernes, cuando Solocarne se presente en el Latino Rock Café, en barrio La California, en un concierto que servirá para sellar una reunión que se viene pactando desde hace años.

Nacida en 1995, la banda decidió separarse luego de nueve años, aunque tuvo esporádicas apariciones en la escena musical, mediante conciertos de agrupaciones internacionales como Lagwagon y Strung Out.

La banda se formó en 1995.
La banda se formó en 1995.

Mientras estuvo activa, Solocarne grabó un material llamado El andamio del mundo , con algunos de sus temas más reconocidos, como es el caso de Fuego en los ojos y Confusión .

Ahora, con una nueva alineación (conformada por José Esquivel y Renato Sáenz en voces y guitarras, Daniel González en el bajo y coros, y Luis Diego Aguilar en la batería), el grupo ha anunciado que esas presentaciones poco periódicas avivaron el espíritu de sus miembros, y los convencieron de volver a tocar con mayor frecuencia e, incluso, pensar en la posibilidad de nuevas canciones.

Así las cosas, Solocarne tendrá esta noche la oportunidad de demostrar su valía actual, en un chivo en el que compartirá escenario con las agrupaciones costarricenses de punk Adapatados y Zima, y la norteamericana de hardcore Will to Die.

Las melodías empezarán a las 8 p. m., y la entrada costará ¢2.000. El ingreso es solo para mayores de edad.