Atrevida propuesta: Show será un homenaje a la pornografía suave de la época musical que inspiró a ambas bandas

Por: Gloriana Corrales 24 julio, 2015

“Son sus piernas la seda que cobija este jardín desnudo”, se coreará esta noche en El Sótano de Amón Solar, en un espectáculo que combina guitarras, voces y una pincelada de la pornografía italiana suave de los años setenta.

Las agrupaciones nacionales Síndrome de Estocolmo y Los Reverbs tomarán el escenario con su clásico estilo, influenciado por las bandas que marcaron aquella época.

Cita nocturna.lSíndrome de Estocolmo tocará por primera vez con Los Reverbs. Kristina Pérez para LN
Cita nocturna.lSíndrome de Estocolmo tocará por primera vez con Los Reverbs. Kristina Pérez para LN

“Es una celebración a la música y no solo un concierto”, dice Alexander Hippert, guitarrista de Síndrome de Estocolmo.

El concepto del show fue creado por Óscar el Indomable Herrera, vocalista y guitarrista de Los Reverbs. Ayer se le intentó localizar a su celular, pero no fue posible conversar con él al cierre de edición.

Según Hippert, fue Herrera quien los contactó para proponerles la realización de un concierto conjunto, debido a la similitud entre sus influencias. “Desde hace algunos meses queríamos hacer un concierto con ellos”, afirma Hippert.

La idea resultó atractiva para los miembros de Síndrome de Estocolmo, quienes nunca antes habían tocado en un chivo temático.

“Sentimos que era una estética interesante de explorar a la hora de hacer el concierto”, agrega Hippert.

La decoración del bar El Sótano y hasta la ropa de los músicos –un completo arrebato de ironía– recordará la época en la que la pornografía dejaba mucho más a la imaginación.

“En algunas partes (del concierto) va a haber menos ropa”, mencionó Hippert. No obstante, inmediatamente rectificó sus palabras y dijo: “Esa es una posibilidad, eso lo dejamos como sorpresa para el concierto”.

La promoción del espectáculo se hizo con metraje de los tiempos de oro de la sensual actriz italiana Sofía Loren (hoy de 80 años). Con audios manipulados y narraciones en italiano, se invita a explorar el erotismo a través de la integración de los sentidos.

Porno 70 no es solo un concierto, es la celebración de la sangre que nos hincha las venas”, expresó Herrera mediante un boletín de prensa.