Quienes no se vieron beneficiados con la lluvia fueron los revendedores de entradas, que tuvieron que rebajar los precios.

 22 octubre, 2013

Estadio Nacional

Al ser las 4:20 p.m. de este martes 22 de octubre, las puertas del Estadio Nacional, donde se realizará el concierto de Black Sabbath esta noche, permanecían cerradas.

Desde antes de que iniciara la lluvia, fans de las bandas estaban en las cercanías del Estadio Nacional
Desde antes de que iniciara la lluvia, fans de las bandas estaban en las cercanías del Estadio Nacional

La lluvia, que había iniciado hacía una hora, empezaba a cesar, pero tenía ya todo innundado.

La situación no mermó el entusiasmo de los seguidores ni de los vendedores de capas que aprovecharon la situación.

Quienes no se vieron beneficiados con la lluvia fueron los revendedores de entradas, que tuvieron que rebajar los precios.

Las entradas para el área denominada Superfan Gramilla VIP, que costaban ¢77.000, por ejemplo, ahora se consiguen a ¢60.000 en las afueras del estadio. También las hay disponibles en la boletería, que se mantendrá abierta hasta las 8 p.m.

La fila de superfans ya ocupa cerca de 150 metros pues desde antes del mediodía empezaron a llegar los seguidores de la banda a esperar a que abrieran las puertas del recinto.

Si no existe atraso alguno, la banda costarricense Sight of Emptiness empezará el show a las 6 p. m., mientras que el grupo estadounidense Megadeth tocará a las 7 p. m.

Finalmente, la banda Black Sabbath pisará el escenario a las 8:30 p.m., con un concierto que durará dos horas y 10 minutos.