1 abril, 2015

La Semana Santa es un mosaico anual de tradiciones culturales. Durante siete días se nutre la fe, con música, rezos y platos típicos; este año, se importan otra vez las saetas españolas para acompañar las procesiones de la Catedral Metropolitana de San José.

Cantaora. May interpreta las saetas desde niña .MAY FERNÁNDEZ PARA LN.
Cantaora. May interpreta las saetas desde niña .MAY FERNÁNDEZ PARA LN.

La invitada a la segunda edición de esta actividad May Fernández, oriunda del municipio español de Cádiz y quien interpretará el cante flamenco desde el balcón del Teatro Popular Melico Salazar.

Una saeta es en España la voz que se une, a capela, al paso del grupo de la procesión.

Fernández tiene 27 años y es una de las gaditanas que se encarga en su tierra natal de mantener vivo el cante saetero, que interpreta por seguiriya, uno de los palos o estilos del flamenco.

La cantaora lo considera uno de los más difíciles porque no cuenta con el “cobijo” rítmico de ningún instrumento y su sentimiento requiere que lo “viva con pasión de la mano de la fe”.

“Me ha costado mucho echarme pa’lante y cantar saetas, porque desde pequeña canto flamenco, pero las saetas requieren más respeto. No solo por cantarle a las imágenes, sino porque se sale a actuar lo que salga”, asegura.

Fernández llegará este miércoles al país y se incorporará a las tradicionales procesiones de Jesús Nazareno cargando la Cruz camino al calvario y la del Santo Entierro que se realizarán el Viernes Santo en San José.