13 junio, 2016

México

Rubén Blades, Carlos Vives y Marc Anthony se presentaron el sábado en la Plaza de la Constitución, en la Ciudad de México, en un show gratuito al que acudieron 120.000 personas, de acuerdo con el gobierno de la localidad, quienes no dejaron de corear los éxitos pese a las fuertes lluvias.

Ante decenas de miles de personas reunidas desde la tarde del sábado en la Plaza de la Constitución, conocida como el Zócalo, Blades interpretó varios éxitos de su carrera como Por tu mala maña, El Padre Antonio, Prohibido olvidar, El cantante y Pedro Navaja, que sedujeron el ánimo del público.

Concierto de Rubén Blades, Marc Anthony y Carlos Vives en México. | Fotografías de Luis Alvarado.
Concierto de Rubén Blades, Marc Anthony y Carlos Vives en México. | Fotografías de Luis Alvarado.

El panameño también evocó a los estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa desaparecidos en setiembre de 2014 en el estado de Guerrero, a cuyos padres dedicó la canción Desapariciones.

"A los familiares de los desaparecidos y a todos los mexicanos en solidaridad, (dedico) esta canción que escribí en 1982 y que desafortunadamente se mantiene vigente", dijo.

Al artista centroamericano le siguió el colombiano Carlos Vives, quien también se ganó al público, que desafió una lluvia intermitente, al rendir homenaje al cantautor mexicano José Alfredo Jiménez con el tema Te solté la rienda y un fragmento del Corrido del caballo blanco. Vives también interpretó temas como La gota fría, Carito, Fruta fresca y Bailar contigo.

Cerró el concierto el estadounidense de origen puertorriqueño Marc Anthony, quien ya de noche inició su participación con Valió la pena, coreada por los asistentes. El neoyorquino continuó con otras como Flor pálida, Abrázame muy fuerte y Ahora quién.

En aparente alusión a la retórica antiinmigrante que ha teñido la campaña presidencial estadounidense, Marc Anthony aseguró: "¡Hay muchas cosas que están pasando en Estados Unidos, creo que me entienden, pero quiero que sepan que quien se mete con México se mete conmigo".