Comerciantes informales tuvieron poco trabajo durante buena parte del día; ellos tienen entradas para las zonas de gramilla y gradería sur, las de menor costo

Por: Melvin Molina 30 abril, 2014

"No hay vibra", "no calienta": así describió Jorge Chaves, revendedor de entradas, el ambiente que vivió hoy miércoles, un día antes del concierto de Paul McCartney, en el Estadio Nacional.

Arturo Delgado planea llegar mañana jueves desde las 7 a. m. al Estadio Nacional.
Arturo Delgado planea llegar mañana jueves desde las 7 a. m. al Estadio Nacional.

Él y otros cinco revendedores intentaban atraer compradores de boletos en las inmediaciones del escenario, donde se presentará el ex-Beatle, mañana jueves a las 7:30 p. m.

Las entradas que están tratando de colocar son las de gramilla, las que ofrecen entre los ¢50.000 y ¢60.000; al igual que las de gradería sur (no proporcionaron el dato del precio).

Arturo Delgado, otro revendedor que esperaba por clientes, añadió que la jornada de mañana se extiende hasta las 9 p. m. , porque siempre aparecen personas que a última hora que quieren alguna entrada o están interesados en vender alguna a buen precio.

Pese a la poca demanda, planean continuar el resto del miércoles, y mañana jueves tienen previsto llegar a las 7 a. m., con la esperanza de que durante el día el panorama para ellos mejore.