Shows. Tras dos años de silencio, el cantante vuelve a los escenarios en una nueva etapa como solista

Por: Jessica Rojas Ch. 11 febrero

Hace casi dos años que el cantante nacional Luis Alonso Naranjo volvió a la vida tras sufrir un aparatoso accidente de tránsito . Este mes de febrero, el artista retoma su carrera musical y, agradecido por la nueva oportunidad, también explora nuevos retos.

Además de los escenarios, también estrenará en su página de Facebook el programa Hagamos esto juntos , de televisión en línea, en donde hará entrevistas, música y presentaciones.

Naranjo ofrecerá dos conciertos para festejar su regreso. El primero es gratuito, el domingo 12 de febrero, en la plaza de deportes de San Antonio de Escazú ,a las 7 p. m., y el martes 14 de febrero, en Francesco’s Pizzería, en Cronos Plaza en Pinares de Curridabat, a partir de las 8 p. m. (las reservaciones se pueden hacer al número 4052-5934).

El cantante habló con Viva sobre este feliz retorno.

Luis Alonso regresa al escenario artístico ya casi recuperado de sus quebrantos de salud.
Luis Alonso regresa al escenario artístico ya casi recuperado de sus quebrantos de salud.

¿Qué lo llevó a tomar la decisión de volver a la música tras dos años de ausencia?

Después de dos años de silencio forzado, he podido interiorizar muchísimo y le agradecí a Dios el haberme quitado la voz porque me di cuenta de que podía usarla mejor al hablar. Aprendí a valorar que fue una ayuda de Él, si eso no hubiera sucedido no hubiera descubierto el momento indicado.

¿Cuando perdió su voz pensó en dejarlo todo para siempre?

Sí, hubo momentos de muchísima oscuridad, tristeza y de depresión, pero también de reconciliación. Siempre, para llegar a la tierra prometida, hay un desierto y en este momento siento que estoy entrando a la tierra prometida; hoy soy un Luis Alonso más maduro, ecuánime y tranquilo, más profesional.

¿Participar en Tu cara me suena le ayudó como una terapia personal?

Sí y no. El programa me hizo ver lo frágil que era, pasé muchos programas en silla de ruedas, yo no quería tener que acomodar el programa a mí, no quería generar lástima. Me hizo enfrentarme a las adaptaciones, a aprender a ser dirigido; fue una experiencia riquísima porque aprendí a crecer en humildad.

¿Cómo fue la recuperación de la voz?

Parte de la frustración era no saber qué me pasaba, tenía las cuerdas bien, los pulmones bien y el tórax bien. Me recomendaron una terapia de imanes y nos dimos cuenta de que la pérdida de voz fue por el susto del accidente. Hubo una desconexión en mi cerebro que provocó que se le olvidara cómo decirle al aparato respiratorio cuál era la colocación correcta para hablar. La terapia ha sido reacostumbrar al cerebro a mandar las señales correctas.

¿Ese aprendizaje influye en la interpretación de la música?

Me canso más rápido y por eso tengo que ser más cauteloso con los tiempos y en los arreglos musicales debo de colocar solos de instrumentos para descansar; espero que la voz siga siendo la misma. Busco que sean canciones que me gusten y que responsablemente pueda interpretar.

¿Quiénes lo acompañan musicalmente en esta nueva etapa como solista?

Un bajista extraordinario que se llama Max Esquivel, Verny Argüello en la guitarra, que toca en Fuerza Dread, y tenemos a Carlos Morales, quien toca batería.

¿Se quiere desligar de la imagen de Escats?

No, porque eso sería mal agradecido. Si la gente quiere escuchar a Luis Alonso de nuevo es porque lo recuerda de Escats. En este momento cada uno tiene sus proyectos personales y si nos reencontramos en algún concierto, yo feliz de la vida.

¿Hay nueva música, viene con material diferente como solista?

Sí, en estos dos años he compuesto canciones nuevas. Curiosamente, a pesar de que fue en un tiempo de prueba comenzaron a salir las canciones de amor y no como antes que eran de desamor; eso deja en evidencia que cuando aparentaba estar bien, mi corazón estaba triste y ahora me siento pleno. Las canciones ahora tienen una connotación fresca, tienen sonrisa.

¿Cuál es la meta con estos nuevos proyectos?

A mí no me interesa que la gente vuelva a escuchar a Luis Alonso, yo lo que quiero es usar la música como el medio perfecto para que la gente vea al nuevo Luis Alonso –que casualmente está cantando otra vez– y que me den la oportunidad de demostrarles la sonrisa que Dios me dio, que me den cinco minutos para explicárselos, quiero ser usado como un instrumento de Él.

¿Cómo será la mecánica del programa?

Va a transmitirse por mi página de Facebook, las grabaciones se van a hacer en las instalaciones de mi agencia de publicidad que se llama Crescendo Mercadeo. Vamos a mostrar la música que nos gusta de una manera diferente, habrá entrevistas con invitados como artistas, deportistas, políticos y que quieran demostrar su lado humano y su gusto por la música. Se podrá ver los miércoles.