Una supuesta crisis de estrés y agotamiento llevó al cantante a internarse en un hospital para someterse a exámenes.

 28 noviembre, 2016

México. El Universal/GDA y AP. La reciente hospitalización del cantante estadounidense Kanye West fue atribuida a una deshidratación y agotamiento, pero según el portal TMZ, el intérprete estaba paranoico desde hace meses y la condición se agravó.

Una supuesta crisis de estrés y agotamiento llevaron al rapero norteamericano al hospital, esto después de que hace dos días divagó sobre las elecciones presidenciales además de criticar a Jay Z y Beyoncé.

West siempre ha generado comentarios por su comportamiento, pero la semana pasada llamó más la atención pues en un concierto solo interpretó dos canciones y lanzó todo un discurso contra Beyoncé.

En mayo, el artista fue parte de una gala benéfica en New York.Foto: AP.
En mayo, el artista fue parte de una gala benéfica en New York.Foto: AP.

Poco después se supo que cancelaba el resto de su gira y además trascendió que había sido hospitalizado y se encontraba en observación psiquiátrica.

De acuerdo con TMZ, West está no solo paranoico sino profundamente deprimido.

Tras ser llevado a un hospital, el lunes pasado, West aseguraba que había gente afuera para llevárselo y tampoco confiaba en los doctores que lo estaban cuidando, pues ni siquiera dejaba que lo tocaran.

Se espera que el esposo de Kim Kardashian salga el lunes del hospital y continúe al cuidado de su médico personal, pero aún es muy pronto para confirmar su regreso a casa.

Problemas. Ha sido un año tumultuoso para Kanye West. Presentó un nuevo álbum tras meses de tortura y dos desfiles de moda plagados de cambios de último minuto.

También peleó de nuevo con Taylor Swift, se lanzó en una ambiciosa gira de conciertos, tuvo un bebé y su esposa vivió un horroroso robo.

Una agenda implacable y una vida agitada bajo la luz de los reflectores junto a su esposa Kim Kardashian parecen haberle pasado factura al músico.

Etiquetado como: