Por: Jessica Rojas Ch. 20 enero, 2014
Sonámbulo hizo que el público disfrutara de mucha adrenalina durante su presentación. Fotografía: Pablo Montiel.
Sonámbulo hizo que el público disfrutara de mucha adrenalina durante su presentación. Fotografía: Pablo Montiel.

La tarde del domingo, Palmares vibró a puro ritmo costarricense. La banda Sonámbulo fue la encargada de calentar el ambiente en el primer concierto internacional gratuito de las fiestas y lo logró desde que sonaron las primeras notas de su música.

Apenas 50 minutos fueron necesarios para que los intérpretes de Jabalí Montuno se convirtieran en dueños de miles de almas que estuvieron en el área de conciertos del cantón alajuelense.

Aunque su cantante principal Daniel Cuenca no está con el grupo porque se recupera de una operación, su hermano David y sus compañeros músicos, entre ellos el famoso Cuba y Mauricio Ariza, se encargaron de entregarle al público lo que quería: buena fiesta y mucho baile.

La presentación de los nacionales comenzó a eso de la 1:10 p. m. y entre el funk , el rock, ska y hasta el merengue, los presentes bailaron a más no poder con canciones como Agua así como con las versiones I y II de Jabalí .

Apenas escucharon los primeros acordes de la canción introductoria, los seguidores de la banda ya se estaban preparando para “sonambulear”. En varios grupos de amigos salieron a relucir sombreros de paja como el característico que usa Daniel Cuenca en sus conciertos.

Un poco más tímidos se mantuvieron quienes no están familiarizados con el sonido “psicotropical” de la banda, pero bastó una pieza para que se contagiaran y se apuntaran a moverse.

Al final, todo fue un mismo sentimiento por lo rico y bien que suena Sonámbulo con su música.

El colombiano J. Balvin logró encantar con sus rimas y con sus bailarines a los miles de ticos en Palmares. Fotografía: Pablo Montiel.
El colombiano J. Balvin logró encantar con sus rimas y con sus bailarines a los miles de ticos en Palmares. Fotografía: Pablo Montiel.

Lírica colombiana. Como era Palmares y concierto gratuito, la gente pedía más.

El segundo en arribar al escenario fue el reguetonero colombiano J. Balvin, quien con su sola presencia arrancó aplausos y gritos de los asistentes.

Lleno de adrenalina, letras y movimientos sensuales, el cantante se concentró en elevar la temperatura del lugar con el tema Tranquila . Aquello fue un completo y desvergonzado perreo y el amor brotó entre las parejas.

Los ticos recibieron muy bien al sudamericano; de hecho, corearon sus canciones y le demostraron que en Costa Rica sus rimas son bien conocidas. Un punto a favor logró el cantante por la interacción con el gentío.

En el repertorio siguieron Como tú no hay dos , Sin compromiso , 6 a. m. y Donde estés llegaré .

La adrenalina llegó al tope con la participación del grupo de baile ABC, que acompañó al solista.

El cierre de la presentación del colombiano fue muy fuerte, con los éxitos Sola y Yo te lo dije.

Aunque los presentes estaban bastante animados, el artista se tuvo que despedir tras 40 minutos de presentación para dar paso a los panameños de Los Gaitanes y a su compatriota Jorge Villamizar, encargado de cerrar la actividad.

El dúo panameño de música tropical estuvo sobre el escenario unos 25 minutos e interpretó un mix de la canción El día de mi suerte, de Héctor Lavoe.