Por: Víctor Fernández G. 21 abril, 2016
Prince en el Super Bowl en el 2007.
Prince en el Super Bowl en el 2007.

Genio absoluto. Amo del rock and roll, del soul, del funk, del pop, del R&B. Intérprete privilegiado y ejecutante sobresaliente. Maestro guitarrista. Misterio andante. Ícono de la moda, del diseño, de la vanguardia: la letanía para describir los múltiples talentos de Prince es interminable.

Fallecido este 21 de abril a los 57 años, el artista que logró convertirse, literalmente, en un símbolo paralizó al mundo con su partida. De inmediato, recordar su obra se volvió un impulso, más solo sus fanáticos más comprometidos pudieron hacerlo de inmediato, dada la ausencia casi absoluta de Prince en plataformas digitales como Spotify o Youtube.

Resumir la obra de Prince en algunas canciones es quedarse corto, dado el volumen y calidad de su discografía. Igual pasa con una enumeración de sus mejores momentos, demasiados para reducirlos a un conteo.

Aún así, aquí le ofrecemos una selección de videos que resume solo algunos de sus pasajes memorables, todos unidos por la genialidad de su protagonista.

Prince y Queen B: Cuando Beyoncé empezaba a despegarse de Destiny's Child para formar su carrera en solitario, Prince le dio tremendo empujón. Ambos artistas tomaron juntos el escenario en la ceremonia de los premios Grammy y dieron una presentación que incluyó temas de ambos. Por mucho fue el punto alto de la gala.

Tributo a George Harrison: En el 2004 George Harrison fue admitido, como solista, dentro del Salón de la Fama del Rock and Roll. En la ceremonia, varios de los amigos de Harrison –como Tom Petty y Jeff Lynne– se unieron Dhani, hijo del ex-Beatle, para una emotiva reedición del clásico While My Guitar Gently Weeps. Prince también parte de la generación 2004 del Salón) tomó el escenario con ellos y aportó un solo de guitarra brutal.

El amor de Halle Berry: En el 2011, Halle Berry ganó el premio a la mejor actriz en los Image Awards, que reconocen a figuras afroamericanas. Sin embargo, la mayor ovación se la llevó Prince, quien fue el encargado de entregarle el galardón. La misma Berry admitió que lo que más le emociona del triunfo era recibir la estatuilla de manos del multifacético artista.

Un Oscar para Prince: En 1985 la Academia Cinematográfica entregaba un Oscar a mejor banda sonora de canciones, premio que hoy no existe como tal. La pareja de moda en las salas de cine, Michael Douglas y Kathleen Turner, anunció a Prince como ganador, gracias a la música de su filme Purple Rain. Humilde y comedido en sus palabras, el artista agradeció el premio, acompañado por sus protegidas, Wendy & Lisa.

El llamado de Papa Soul: En un extraño caso de alineación planetaria, James Brown logró lo inaudito: convocar a Prince y Michael Jackson en un mismo escenario. Esto sucedió en 1983, en un concierto de Brown en Los Ángeles, cuando el Papa Soul aprovechó la presencia de ambos ídolos juveniles para comprometerlos en público. Los dos subieron a improvisar dentro de la misma canción, más no coincidieron frente al público. En el caso de Prince, llegó montado sobre la espalda de un guardaespaldas y tocó con una guitarra prestada.

"He querido hacerte el amor toda la vida". Las apariciones televisivas de Prince siempre fueron impredecibles. En el 2010 llegó de sorpresa en la revista matutina The View, desatando el descontrol tanto entre las presentadoras como en la audiencia. Prince aprovechó su visita para promocionar un concierto y tuvo palabras de consejo para Justin Bieber. La presentadora Sherri Shepherd fue la más emocionada por el visitante, al punto de decirle que siempre quiso hacer el amor con él. Ante la confesión, Prince se levantó y abandonó súbitamente el set, dejando a todos los presentes en desconcierto.

Sobre Nothing Compares 2 U: En una plática breve pero muy valiosa, Prince compartió en el 2011 con el comediante George López opiniones sobre carne roja, precios de los tiquetes de conciertos, Internet, la música en acetatos, y su molestia para con aquellos artistas que graban covers de sus canciones sin su consentimiento, como sucedió con Nothing Compares 2 U. En el caso particular de dicha canción, el artista lamenta en la plática que muchos crean que él tocaba un cover de Sinead O'Connor, cuando en realidad es una pieza de su autoría.

Creep. En el 2008, el festival de música de Coachella se abrió a las grandes súper estrellas, con Prince como el artista más fuerte de su cartel. En el desierto californiano, el artista dio una presentación memorable, de la que se recuerda con especial fuerza su cover para Creep, el emblemático tema de la banda Radiohead.

La leyenda. En 1990, con todavía media carrera por delante, Prince ya era un ícono. Ese año los American Music Awards reconocieron su obra con un premio especial. El tributo incluyó cumplidos de grandes como Eric Clapton y Quincy Jones. Conmovido, Prince tuvo dificultades para completar su agradecimiento, debido a los gritos de la audiencia.

Super Bowl 2007: Pese a la lluvia que empapó a Miami aquel 4 de febrero, Prince dio esa noche uno de los espectáculos de medio tiempo más memorables de las finales del fútbol americano.

En un escenario resbaladizo y bajo un copioso aguacero, Prince interpretó algunos de sus temas más emblemáticos, así como covers de Foo Fighters, Bob Dylan y Creedence. El cierre, apropiadamente con Purple Rain, fue perfecto para su presentación más masiva: 140 millones de televidentes.

Etiquetado como: