De manera inesperada, Prince dejó este mundo el jueves por la mañana, a sus 57 años. El multinstrumentista e ícono de la cultura popular será recordado como un rebelde que rompió esquemas con su extensa discografía y su imagen.

Por: Carlos Soto Campos 22 abril, 2016

Este jueves 21 de abril, un músico que tenía su propio mundo nos dejó sin él para siempre. Prince Rogers Nelson, el artista conocido como Prince, fue encontrado muerto en Paisley Park, una residencia tan excéntrica como su creador.

Este lugar, según las reseñas en Yelp.com de algunos asistentes a las piyamadas que allí se ofrecieron, parecía un montón de cubos de azúcar apiñados y, por las noches, luces de color púrpura iluminaban el edificio.

Prolífico. En 40 años de carrera, Prince publicó 39 discos y ganó 7 premios Grammy. The New York Times
Prolífico. En 40 años de carrera, Prince publicó 39 discos y ganó 7 premios Grammy. The New York Times

Prince fue encontrado muerto en uno de los acensores de esa residencia, según el reporte de la policía local. La autopsia se realizará este viernes. Tenía 57 años.

El portal TMZ , el mismo que tuvo la primicia de su muerte, publicó el jueves por la tarde que el 15 de abril, él había sido tratado por una sobredosis de drogas.

Ese día, un avión privado tuvo que aterrizar de emergencia en Illinois, para llevar a Prince al hospital. Cuando la prensa se acercó al mánager del artista, él comentó que Prince había sido tratado por una simple gripe.

Dos días después de tal incidente, aparecieron unas fotos de Prince andando en bicicleta por Chanhassen, Minnesota, cerca de su casa y esa misma noche, organizó una fiesta en Paisley Park.

Grande. Desde el permanente que llevó en los años 80, pasando por su extensa colección de trajes morados, hasta el delgado bigote que llevó hasta el día de su muerte, Prince nunca desaprovechó una oportunidad para hacer una aparición memorable.

Sus conciertos son recordados de la misma forma. Hace un mes, en una presentación en Toronto, Canadá, Prince ofreció dos conciertos en una misma noche y en el mismo lugar.

Allí interpretó 57 canciones en casi tres horas de concierto, donde no faltaron éxitos comerciales como When Doves Cry y Purple Rain , dos de sus canciones más recordadas.

Madonna, Elton John, Mick Jagger, Justin Timberlake... Todos han mostrado su pesar por perderlo y lo han llamado un revolucionario, un visionario, un intérprete sin igual.

“Prince lo hizo todo. Funk , R&B , rock and roll . Era un virtuoso instrumentador, un líder billante, y un intérprete electrificante”, escribió Barack Obama en medio de suútlima cumbre como presidente de los Estados Unidos.

En el 2004, cuando ingresó al Salón de la Fama del Rock and Roll, una porción de la dedicatoria que le hizo a la organización resumió con gran fuerza su legado.

“Prince marcó la norma al crear una síntesis del funk negro y el rock blanco, y esto sirvió como base para la música de vanguardia en los años 80”, se lee en el texto que elaboró el Salón.

“Él hizo música bailable buenísima y rock con un trasfondo electrizante y funky . Desde el comienzo Prince y su música fueron andróginos, astutos, sexis y provocadores”, agrega el documento.

Durante su carrera, Prince vendió cerca de 100 millones de discos alrededor del mundo.

Historia. Prince nació en 1958 en Minneapolis, capital de Minnesota, hijo de una cantante de jazz y un cantautor. Su padre le puso ese nombre, augurando que su hijo lograría todo lo que siempre ansió: fama, reconocimiento, opulencia.

El pequeño Prince compuso su primera canción a los 7 años y a los 17, en 1976, se involucró con 94 East, la banda de su primo.

A los 19 años, después de grabar varios demos, Prince viajó a California en busca de un contrato disqueró y finalmente logró firmar con Warner.

Cada instrumento en sus primeros discos, For You (1978) y Prince (1979), fue grabado por él mismo. Así se convirtió en la persona más joven en producir un disco en la disquera Warner Bros.

Atrevido. El músico nunca temió ser sugerente o sensual. AP
Atrevido. El músico nunca temió ser sugerente o sensual. AP

En estos materiales, que mezclaban el funk y el R&B dejó ver los primeros rastros de la sensualidad musical que luego lo haría famoso.

Los sencillos Why You Wanna Treat Me So Bad? y I Wanna Be Your Lover vendieron un millón de copias cada uno y su segundo álbum fue certificado platino, por haber vendido otro millón.

Prince nunca se detuvo. En sus 40 años de carrera compuso y publicó 39 discos de estudio y compartió uno al menos cada dos años. En los últimos 18 meses, Prince editó cuatro discos.

Un artículo del diario inglés The Guardian reúne varios testimonios sobre la cantidad de música que Prince hizo en vida.

En un sótano en su casa, hay suficiente material para sacar un disco al año, de aquí al siglo XXII.

Los mayores éxitos de Prince se concentraron en los años 80. Los álbumes Dirty Mind (1980), Controversy (1981), 1999 (1982) y Purple Rain (1984) son piezas claves en la música pop y en el desarrollo de la música negra para audiencias más grandes.

La festiva canción 1999 (lanzada en 1982), en la que invitaba a bailar como si fuera el fin del mundo; la roquera Let's Go Crazy (1984), con su letra existencial y su poderoso solo de guitarra eléctrica; Purple Rain (1984), su gran power ballad ; la festiva 1999 y la hipersensual Cream (1991) son algunas muestras de su genio.

En esta época también escribió canciones que llegarían a ser éxitos comerciales, pero interpretados por otras voces.

Nothing Compares 2 U (1990) de Sinead O’Connor, When You Were Mine (1983) de Cyndi Lauper y Manic Monday (1986), de Bangles, fueron escritas por Prince.

Polémica. El ojo público se enamoró de Prince, pero él les dio poco. En los últimos 30 años dio muy pocas entrevistas y cuando lo hizo, prefirió hacerlo en sus propios términos.

Durante la promoción del álbum 1999 dio una sola entrevista y juró que sería la última en su carrera.

Las pocas entrevistas que dio son clásicos de internet, en las que regala frases como “cualquiera que trata de burlarse de mí, en realidad se está burlando de sí mismo”.

Su historial amoroso tiene nombres tan llamativos como el suyo: Carmen Electra, Sheila E, Kim Bassinge, Madonna...

En febrero de 1996, contrajo nupcias con Mayte García, una de sus coristas y para octubre, la pareja ya tenía un hijo Boy Gregory. El niño murió esa misma semana del síndrome de Pfeiffer. La pareja se divorció en 1999.

En el 2001 Prince se casó por segunda vez, con Manuela Testolini. Luego, ella le pidió el divorcio en el 2006.

En los años 90, Prince, fue protagonista de una de las batallas por derechos de autor más sonadas de la industria musical.

Warner, su disquera, lo obligaba a lanzar material mientras él se sentía usado y no tenía control de ninguno de los trabajos que había lanzado a la fecha.

Después de retrasar por varios meses la salida de un disco nuevo, finalmente , decidió lanzar un disco cuyo nombre era un símbolo impronunciable.

Esto ocurrió en 1992, cuando formó el famoso “símbolo del amor”, una signo indescifrable que más adelante convirtió en su nombre, para que la disquera tuviera dificultades promocionando el material.

Prince decidió volver a llamarse Prince en el 2000, cuando su contrato con Warner expiró. Pero el símbolo perduró e incluso encargó una guitarra eléctrica con esa forma. Después de sus dificultades con Warner, los siguientes discos de Prince fueron lanzados con otras disqueras, casi con una disquera diferente cada uno.

Su último trato comercial fue con el servicio de música por streaming Tidal, en el que colocó sus últimas dos producciones, HITnRUN Phase One y HITnRUN Phase Two , ambas publicadas en el 2015.

Carismático. En sus conciertos, Prince dejaba salir todo el carisma y el talento que lo hicieron famoso. AP
Carismático. En sus conciertos, Prince dejaba salir todo el carisma y el talento que lo hicieron famoso. AP

Adiós. Después de repasar su carrera, pareciera redundante decirlo, pero la muerte de Prince deja un vacío en el mundo del entretenimiento.

“Al igual que David Bowie, Prince era uno de esos seres extraordinarios cuyo talento sorprendía e inspiraba a las personas a tal punto que inclusó tocó a otras estrellas”, escribió Sarah Larson en la revista New Yorker .

Las muestras de cariño de las celebridades le dan la razón.

“Nos estamos quedando sin héroes musicales vivos, aquellos con los que nos medimos, a quienes emulamos, que sabemos que no superaremos, pero que nos inspiran a intentarlo”, escribió la comediante y artista Carrie Brownstein.

El cineasta Spike Lee convocó el jueves por la noche a una fiesta en Brooklyn, para la que instó a los presentes a vestir de morado. Questlove también convocó a una fiesta en Nueva York.

El bar en Minneapolis en que Prince grabó el video de Purple Rain abrió sus puertas toda la noche del jueves para celebrar a Prince y su música.

En las afueras de Paisley Park, varios fans se acercaron durante el día dejar flores, a cantar sus canciones y a mostrar sus respetos a la familia de Prince, que también vivía en la propiedad.

Tyka Nelson, hermana menor de Prince agradeció a los presentes sus gestos y les dijo: “Él los amó a todos ustedes. Gracias por amarlo de vuelta”.