Sitio web ofreció ofreció música gratuita a hasta unos 35 millones de usuarios mensuales

 1 mayo, 2015

La plataforma de reproducción de música Grooveshark se vio forzada a cerrar su sitio en Internet, tras una larga batalla legal con la industria discográfica en Estados Unidos que la demandó por carecer de las licencias de derechos de autor.

El final de la página web hizo parte de los acuerdos legales alcanzados por Grooveshark y las compañías discográficas, informó la Asociación Estadounidense de la Industria de la Grabación (RIAA).

"Fallamos en obtener las licencias de los titulares de derechos para la mayoría de la música en el servicio", reconoció por su parte Grooveshark en un mensaje publicado en el que fuera su sitio de internet, y que hoy se halla inactivo.

Grooveshark colgó este mensaje en el que fuera su sitio web.
Grooveshark colgó este mensaje en el que fuera su sitio web.

El portal, que durante casi diez años ofreció música gratuita a hasta unos 35 millones de usuarios mensuales, fue demandado en 2011 por las discográficas Warner, Sony y Universal Music, informó este viernes la versión digital de la revista Rolling Stone.

"Esta es una victoria importante para los artistas y toda la industria de la música. Por mucho tiempo, Grooveshark construyó su negocio sin compensar adecuadamente los artistas, compositores y todos los demás que hacen posible la buena música", señaló RIAA.

Grooveshark también se comprometió a eliminar la música que ofrecía y a entregar la propiedad intelectual, incluyendo las patentes y derechos de autor del portal.

Dos de los fundadores de Grooveshark, Josh Greenberg y Sam Tarantino, admitieron la creación y el funcionamiento de un servicio de música infractora.

"Eso estuvo mal, pedimos disculpas. Si amas la música y respetas a los artistas, compositores y cualquiera que haga posible música grandiosa, utiliza un servicio con licencia que compense a los artistas y a otros titulares de las licencias", comentaron en una declaración escrita publicada el jueves.

El mensaje en el portal además urgió a los amantes de la música a optar por centenares de opciones musicales que existen actualmente a precios razonables como Spotify, Deezer, Google Play, Beats Music, Rhapsody y Rdio.

Grooveshark fue creado en 2006 por Greenberg, Tarantino y el colombiano Andrés Barreto, cuando los tres eran estudiantes de la Universidad de Florida.