El famoso intérprete celebrará el Día de la Madre en un único concierto en el Teatro Popular Melico Salazar.

Por: Natalia Díaz Zeledón 10 agosto
Richard Clayderman visitó Costa Rica, por última vez, en el 2014.
Richard Clayderman visitó Costa Rica, por última vez, en el 2014.

Tras cuatro décadas de haber presentado su primera producción discográfica, el francés Richard Clayderman acumula 60 discos de oro y 70 de platino. Su carrera como pianista popular es reconocida en el mundo y, por ello, no se agota de viajar entre continentes.

Previo a su concierto en Costa Rica –el cual ofrecerá el martes 15 de agosto en el Teatro Popular Melico Salazar–, el artista contestó a una entrevista de La Nación. Clayderman asegura que traerá su repertorio musical más exitoso, todas ellas son piezas originales. En su concierto también tocará Balada para Adeline, la canción que lo hizo famoso en la década de los 70.

Las entradas para su sexta presentación en Costa Rica tienen costos entre los ¢25.000 (galería) y ¢74.000 (balcón del segundo piso, palcos del primer piso y luneta). Las entradas se pueden comprar en la boletería digital ETicket.cr.

Han pasado varias décadas desde su éxito con Balada para Adeline, ¿quiénes son los fans que siguen su música ahora?

Curiosamente, todavía me siguen mis fans de los años de mi primer disco de oro, cuando presenté por primera vez Balada para Adeline, en 1977. Pero, ahora, hay muchos jóvenes y chicos que descubren mi música y comienzan a tocar piano. Entonces, podría decir que hay un público antiguo, de mayor edad, que conocen mi trabajo y un público muy muy joven, en esta etapa de mi carrera.

¿Cómo mantiene su conexión con sus fans más fieles?

Es gracias a todo lo que hacemos. Tengo la oportunidad de viajar y hacer conciertos por todo el mundo. Siempre tengo fans que me siguen después de todos estos años, a través de mi música, a través de mis viajes y de mis conciertos. Tengo un público extremadamente fiel.

¿Su pasión por el piano ha cambiado con el tiempo?

Continúa. Es más fuerte, de hecho. Me parece que doy conciertos más bellos. Creo que ahora mis conciertos son mejores por la selección de las piezas, la selección de mi repertorio, la selección de la calidad del sonido, las luces y los videos. Tocar es siempre un placer enorme (risas).

¿Cómo es su relación con el mundo de la música clásica?

Va mejor, pero siempre es difícil porque mi música es un poco clásica pero es más popular, es varieté. Parecida a la música clásica pero no suena a lo mismo. Yo estoy contento de que no me amen porque (lo que hago) no tiene nada que ver con la música clásica. Mi música es varieté y popular. He visto que músicos clásicos que me acompañan tienen mucho respeto por mi trabajo y saben que hay mucho público que me escucha. Pero, no soy un pianista de música clásica.

¿Y cómo se relaciona con la música popular?

Muy bien porque es una música que es adorada por mucha gente de todo el mundo. Hay mucha gente que ama mi música así que esa relación funciona muy bien. Después de 40 años de carrera, siempre tengo público que me escucha y que continúa comprando mis álbumes. Para mí, es una recompensa muy bella.

¿Tiene un mensaje para las madres ticas que asistirán a su concierto?

Tengo un mensaje de amor, por medio de mi música.

¿Qué tocará en su presentación?

Habrán muchas piezas originales, toda mi música que ha tenido éxito: Balada para Adeline, A Comme Amour, Lettre à ma mère, Souvenirs D'enfance, Matrimonio de amor y otras. Además, voy a tocar un repertorio con algunas piezas de películas.

¿Tiene proyectos a futuro?

Son proyectos de conciertos. Después de tocar en Costa Rica voy a China, Japón y en algunos países de Europa. En mi futuro estarán siempre los conciertos.