Luego de dos años como cantante del grupo local de dance pop, la músico fue fichada como solista en el mercado extranjero.

Por: Alessandro Solís Lerici 12 agosto, 2014
Michelle González junto a Patterns en el Rock Fest 2013, en Heredia. / Fotografía: Jorge Navarro.
Michelle González junto a Patterns en el Rock Fest 2013, en Heredia. / Fotografía: Jorge Navarro.

La cantante costarricense Michelle González, quien se dio a conocer como parte del grupo de dance pop Patterns, ofrecerá su último concierto con la banda el viernes 15 de agosto en el bar El Steinvorth.

González se desligará de Patterns para perseguir una carrera como solista en el extranjero, por lo que en setiembre viajará a Estocolmo, en Suecia, donde un equipo de producción la impulsará a componer y grabar un nuevo material, según confirmó Luis Diego Rodríguez, mánager de la agrupación.

Por su parte, la banda –que en dos años de existencia ha cosechado gran éxito– confirmó que continuará labores con otra u otro cantante, o con varios colaboradores.

Junto a González, Patterns lanzó el venerado sencillo Sunny Days a finales del 2012, año en el que el grupo se formó; en los siguientes meses produjo el disco debut Dangerous Intentions , publicado a mediados del 2013; y además de causar revuelo con sus presentaciones en Costa Rica, tocó en países como República Dominicana y Guatemala.

El álbum llegó al podio de la lista de los más vendidos en la tienda digital iTunes de Costa Rica, y el videoclip de Sunny Days cuenta con más de 250.000 reproducciones en YouTube, generando mucho eco fuera del país. Burning Man, el segundo sencillo del álbum, también ha gozado de mucha popularidad.

La primera alineación que se dio a conocer de Patterns fue con los músicos Mario Miranda (batería), Allan Rojas (guitarra), Michelle González (voz) y Luigi Jiménez (bajo). / Fotografía: Cortesía de Cecilio Barrantes.
La primera alineación que se dio a conocer de Patterns fue con los músicos Mario Miranda (batería), Allan Rojas (guitarra), Michelle González (voz) y Luigi Jiménez (bajo). / Fotografía: Cortesía de Cecilio Barrantes.

El grupo lo conforman Mario Miranda (batería) y Luigi Jiménez (bajo). González es la segunda baja en su historia, pues Allan Rojas –el guitarrista original– se separó este año del grupo para dedicarse a proyectos personales, y fue reemplazado en vivo por Romain Garriot.

Avante. Desaferrarse de un registro vocal como el de González no es cosa sencilla, pero Jiménez y Miranda han recibido la noticia con entusiasmo por el futuro tanto de Patterns como de su compañera.

“Es una gran oportunidad para Michelle y no podemos no alegrarnos por ella porque lo que está logrando es impresionante”, comentó Jiménez. “No deja de ser una pérdida grande para la banda; es un sabor agridulce porque perdemos a una amiga y gran artista, pero por otro lado va a las ligas mayores”.

Por su parte, Miranda dijo: “Fue un balde de agua fría al principio, pero no es la primera vez que yo revivo o rehago un proyecto, entonces más bien lo he agarrado como un reto. Creo que tenemos el potencial para seguir dando buena música. Quedamos solo dos de los originales, pero creo que con nosotros la cosa puede seguir bastante bien”.

Luego del concierto en el que se despedirán de la cantante, los artistas harán una pausa (“un receso espiritual”, dijo Jiménez) y no tomarán a la ligera la decisión de quién cantará con ellos en el futuro.

“Necesitamos una persona muy capaz a nivel vocal, pero más allá de la interpretación del primer disco en vivo me interesa no ver esto como el reemplazo de Michelle, sino que venga una persona y que traiga nuevos aires, con una personalidad muy definida, con mucha empatía en cuanto a pretensiones y metas. No es solo la parte musical lo que juega, sino también la parte familiar de un grupo”, alegó Miranda.

Patterns compartió la noticia en su página en Facebook la semana pasada; desde entonces, han recibido varios demos de cantantes, además de que ellos mismos ya tenían algunas opciones en mente.

Lo que no está escrito es que tenga que ser necesariamente una voz femenina, ni se cierra la opción de poder colaborar con distintos cantantes y encontrar vocales fijas para sus conciertos. “Siento que la gente espera que esa nueva voz los sorprenda, entonces la idea es que también nos sorprenda a nosotros”, manifestó Miranda.

En lo que tanto el bajista como el baterista están de acuerdo es en que la música no puede detener su rumbo. En ese sentido, Miranda reveló que tienen listas las maquetas de al menos ocho temas nuevos.

“Patterns fue un boom y creció muy rápido, pero todavía tiene mucho que dar. Los cambios más bien refrescan las ideas, las metas y los nortes, y creo que podemos llegar mucho más lejos con una perspectiva más clara”, agregó Jiménez.

Las entradas para el concierto de despedida de Michelle González de Patterns costarán ¢7.000 y estarán en preventa el jueves 14 de agosto en el recinto. La actividad será el viernes 15 a partir de las 9 p. m.