Entrevista Pancho Varona habló con Viva del espectáculo que dará en el Costa Rica junto a Antonio García de Diego

Por: Melvin Molina 11 marzo, 2014

Son exactamente 32 años trabajando al lado de Joaquín Sabina , eso le permite asegurar a Pancho Varona que, de su jefe y amigo, aprendió cómo se hace un concierto.

Sentado cómodamente en su casa, en España, conversó con Viva acerca de la Auténtica Noche Sabinera , concierto que junto a Antonio García de Diego ofrecerán en Costa Rica los días el 19 y 20 de marzo, en el Teatro Melico Salazar.

En la entrevista, explicó que el espectáculo tiene las grandes canciones que Sabina y ellos dos coescribieron; además, explica cuáles son sus temas favoritos. A continuación, un extracto de la plática.

Cada vez son más los países que visitan. ¿En qué aspecto radica la aceptación del show ?

Creo que todo viene de la calidad de las canciones y de la calidad de la figura de Sabina; Antonio y yo somos meros comparsas en esta historia; hemos escrito las canciones con él, pero el interés viene por la figura y repertorio de Sabina.

”Cada día hay más interés por todo lo que rodea a Joaquín y habrá más interés; nosotros somos parte de eso que lo rodea y el interés viene por ahí”.

¿Se siente el número uno al cantar sin Sabina?

( Carcajadas ) No, nosotros seguimos siendo un número dos o treinta. Hacemos un trabajo muy humilde; vamos a sitios más humildes que a los que visitamos cuando viajamos con Joaquín.

¿Estar solos en el escenario no los hace sentir importantes?

En ese momento, soy el rey, pero aún así la figura de Joaquín siempre sobrevuela estos espectáculos. Somos los responsables en esa noche, pero no más importantes.

”Es como si él se hubiera puesto enfermo y nos quedáramos Antonio y yo esta noche. Nosotros nos limitamos a hacer nuestra versión, ya que él no está cantando en ese momento”.

Los artistas. Antonio García de Diego (izquierda) y Pancho Varona son los creadores de la Auténtica Noche Sabinera , espectáculo donde cantan temas que coescribieron con Sabina. Cortesía Interamericana de Producciones
Los artistas. Antonio García de Diego (izquierda) y Pancho Varona son los creadores de la Auténtica Noche Sabinera , espectáculo donde cantan temas que coescribieron con Sabina. Cortesía Interamericana de Producciones

¿Se siente bien ser los responsables?

Sí, estoy muy orgulloso de ellas (las canciones); estoy orgulloso de que la gente las conozca, las comprenda, las aplauda, las paladee, las sienta suya; claro que me llena de orgullo.

¿Qué aprendió de Sabina y lo aplican en estas giras?

A mí, Joaquín (Sabina) me ha enseñado cómo se hace un show . Llevo con él 32 años.

”Joaquín es un tipo ordenado profesionalmente; me ha enseñado mucho. Es muy cuidadoso haciendo el repertorio, con lo que se ve en el show , con las imágenes, con lo que quiere que pase, con lo que gustaría decir entre canción y canción”.

¿De dónde sacan las fuerzas para dejar una gira con Sabina y volver a tomar los instrumentos y seguir ustedes dos?

Es que nos gusta mucho hacer lo que hacemos. Además, nos apetece seguir, porque yo digo que es el trabajo más bonito del mundo.

”Bajarnos de un escenario enorme, inmenso y meternos en nuestro escenario pequeñito es como irte de vacaciones, ser tu propio jefe, hacer una gira pequeña cantando las canciones que quieres en donde tu montas el repertorio es fabuloso”.

En el concierto que ofrecieron en noviembre, en el Palacio de los Deportes vivieron problemas técnicos, pero pareció que la pasaron bien pese a todo. ¿Fue así?

Todos comentamos que había sido a lo mejor el mejor concierto o uno de los mejores de la gira, era impresionante ver las caritas de todo el público mientras cantábamos. Eso casi nunca nos había pasado: ver las caras de 5.000 personas abarrotados, y todos extendiendo su alegría.

No aplican eso de no regresar a donde fueron felices...

Ese verso maravilloso (de El blues de la soledad ) con Costa Rica no se cumple; queremos volver constantemente.

”Eso dicho en una canción queda muy bonito, pero luego la vida te dice otras cosas. Entonces, volver al lugar donde has sido feliz y, en Costa Rica, siempre nos han pasado cosas muy emocionantes, han sido viajes especiales por algo; siempre estamos deseando volver”.

En una parte del espectáculo invitan al público a subir al escenario. ¿Ustedes luchan mucho para que la gente se anime?

¡No! Nosotros tenemos un lema y es verdad: queremos valientes que suban, no gente que lo hace bien. No tienen que hacerlo bien, sino como lo hacen en la ducha de su casa.

¿Cómo eligen a quién invitar a subir a cantar con ustedes?

Simplemente, ponemos en la puerta del teatro una mesa, una lista de canciones. Los primeros que lleguen, se apuntan y cantan.

¿Toparon con sorpresas gratas entre el público?

De todo, pero cuanto peor cantas, más te aplauden, más se apiada el público de ti, más ternura provocas.

”Nos hemos encontrado de todo, gente que canta maravillosamente bien, a la que han aplaudido mucho, y gente que lo hacía muy mal y les han aplaudido todavía más”.

¿Cómo seleccionan las canciones para estos conciertos?

En la primera parte, tenemos 15 canciones siempre elegimos las muy conocidas, compuestas por nosotros como Y sin embargo , Más de 100 mentiras , Peces de ciudad .

”Luego, entran algunas que han sido peor tratadas por el éxito, las hermanas feas, pero que llevamos en el corazón como Cuando aprieta el frío , Eva tomando el sol , que no han sonado, pero que la gente les tiene cariño”.

¿Se puede querer una canción más que a otra?

A todas las quieres mucho, pero luego hay unas que te han dado más satisfacciones o que llevas más en el corazón.

¿Cuáles quiere más?

Hombre, las más queridas son muchas; sin embargo, siempre destacan Ruido , Esta boca es mía , Y sin embargo , Peces de ciudad , La del pirata cojo , que son muy mías y muy queridas.

¿Qué opinión le merece los artistas de Costa Rica que se especializan en tocar el repertorio de Sabina en conciertos llamados Sabinazos?

Me habían contado algo que hay bandas y noches sabineras. Me hizo gracia e ilusión porque pienso que esa gente mantiene un repertorio vivo; les tenemos mucho que agradecer desde el corazón.

)