El Club Unión fue el escenario, esta noche, de un convivio de figuras del espectáculo nacional con el candidato libertario a la Presidencia de la República

Por: Gloriana Corrales 3 diciembre, 2013

"Lo comprometo públicamente a que usted nos ayude. Si no, nos vamos a ir a amarrar una bandera a Zapote y le vamos a recordar lo que estamos hablando". Así de claro fue el comediante Opo Marín en un encuentro que sostuvieron cerca de 30 artistas nacionales con el candidato presidencial del Movimiento Libertario, Otto Guevara.

Entre las peticiones de Marín están la creación de escuelas y conservatorios para profesionalizar a quienes viven del arte; centros de recreación para las familias de artistas, y que el Gobierno vele por pensiones pues, según dijo, no siempre tienen dinero para cotizar a la Caja Costarricense del Seguro Social: "muchas veces no alcanza ni para eso", afirmó.

La actividad se realizó esta noche en el Club Unión. La mayoría de los invitados trabajan como solistas o como integrantes de orquestas de salón; entre los asistentes estaban Rodolfo Calvo, mánager de Papel y Lápiz; Willie Flores, de Taboga Band; la intérprete de temas románticos María Vargas; el saxofonista James Michael y el radiolocutor de La Cantaleta, Hugo Lino Salas.

El comediante Opo Marín compartió con el candidato del Movimiento Libertario, Otto Guevara, en el Club Unión en San José.
El comediante Opo Marín compartió con el candidato del Movimiento Libertario, Otto Guevara, en el Club Unión en San José.

Durante la actividad, Viviam Quesada, coordinadora de giras, tomas callejeras y eventos especiales del partido, expuso a Guevara las dificultades que enfrentan los artistas nacionales.

Además, habló de la idea de crear un barrio para artistas, con unos 50 apartamentos de bien social. Sin embargo, en entrevista con Viva, el candidato dijo que hasta hoy escuchó esta propuesta y que debería valorarla para ver si tendría sentido.

Además, Guevara prometió a los artistas que, de ser presidente, eliminaría los permisos municipales y las restricciones de horario que deben cumplir locales comerciales como bares y restaurantes para que ahí puedan efectuarse eventos musicales, incluso durante las madrugadas.

También mencionó la posibilidad de abaratar las tarifas para presentaciones en teatros como el Nacional y el Melico Salazar, pese a que admitió que "no maneja el dato" de cuánto se cobra a los artistas por cada función.