Representantes del sindicato de la Sinfónica expusieron su visión sobre la controvertida obra

Por: Fernando Chaves Espinach 8 mayo, 2015

La ministra de Cultura y Juventud, Elizabeth Fonseca, se reunió este jueves con dos representantes de la Orquesta Sinfónica Nacional para conversar sobre la decisión de Cultura de quitar el aval a la obra musical Cocorí .

La controversial decisión impidió la realización de conciertos didácticos y la producción de un disco de la orquesta, que es parte del ministerio. La obra fue compuesta por el tico Andrés Soto , quien adaptó el texto del escritor Joaquín Gutiérrez.

Música. La Orquesta Sinfónica Nacional estrenó la obra musical de Andrés Soto en abril. Archivo /Gesliine Anrango.
Música. La Orquesta Sinfónica Nacional estrenó la obra musical de Andrés Soto en abril. Archivo /Gesliine Anrango.

La presidenta de la seccional del sindicato de la Sinfónica, Irene Monterroso, confirmó que se reunieron con la ministra y el viceministro administrativo, Luis Carlos Amador.

“Nosotros salimos satisfechos de la reunión. Por respeto a doña Elizabeth, vamos a esperar a que ella cumpla su compromiso de dar una declaración oficial en una semana”, afirmó la artista.

Por solicitud de la diputada Epsy Campbell, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso, Fonseca decidió, a finales de abril, eliminar el presupuesto dado al Centro Nacional de la Música para el proyecto.

Como Campbell, otros solicitantes de retirar el aval a la obra (como la diputada Maureen Clarke) consideran que la novela Cocorí contiene estereotipos racistas y ofensivos para la población afrodescendiente.

Monterroso considera que la decisión limita la libertad artística de la Sinfónica, que ya no puede ejecutar la obra. “Pensamos que este tipo de espectáculos da la posibilidad de hablar de estos temas tan importantes. En lugar de ocultarlos, sacarlos a la luz es importante, incluso desde un punto de vista educativo”, dice.

Según Monterroso, su debate no se trata de si la obra es racista o no. ‘La cuestión es que los docentes estén preparados para conversar de eso con sus estudiantes que se hagan ese tipo de preguntas. El espectáculo era todo lo contrario: trataba de mostrar, más bien, qué bonita es la igualdad entre los seres humanos’, opina.

Ante la Sala IV. Por otra parte, el abogado Yashín Castrillo presentó un recurso de amparo contra la decisión de quitar el aval a la obra.

Tras ser admitido el recurso, el 29 de abril, la ministra Fonseca debía emitir un informe para la Sala Constitucional.

Según Castrillo, la decisión va en contra de dos votos de la Sala IV (de 1996 y del 2006): “Si el fundamento es que se trata de un musical basado en una novela racista, implica, necesariamente, que está desconociendo y yendo en contra de estos dos votos”.

Castrillo considera que Cocorí “enseña una serie de valores que no solo no son racistas, sino antirracistas”.