Una semana después de ser dado de alta, el costarricense habló desde México acerca de lo vivido, de lo que enfrenta junto a su familia y del futuro de su carrera artística

Por: Fernanda Matarrita Chaves 5 mayo

San José (Redacción)

Un mes y una semana después del aparatoso accidente que Martín Valverde, su esposa Lizzy y su hijo Jorge Pablo sufrieron, el cantante contó en entrevista con Viva que los tres se están recuperando y viviendo “un día a la vez”. Como lo informó este medio, el 27 de marzo un amigo de la familia Valverde dio a conocer por medio de sus redes sociales el accidente que sufrió el costarricense junto a su pareja e hijo.

Martín Valverde durante su recuperación.
Martín Valverde durante su recuperación.

Tras el percance, en el que una gran camioneta impactó el vehículo en el que viajaban, Martín sufrió un fuerte golpe en el cerebro que lo dejó inconsciente durante varios días; actualmente, se encuentra en terapia para poder realizar todo con normalidad y evitar repercusiones. Su hijo Jorge Pablo, de 24 años, también resultó afectado y su salud se complicó semanas después del accidente. Luego de varias intervenciones quirúrgicas, este viernes Valverde celebró que “Pablo está estable, finalmente pasa a un cuarto normal”, dijo.

Producto del choque, una de las piernas de Lizzy se quebró en siete partes; el cantante comentó que ella fue la menos afectada de los tres. Desde México y una semana después de ser dado de alta, Martín habló acerca de lo vivido, de lo que enfrenta junto a su familia y del futuro de su carrera artística.

¿Cómo pasó todo?

Resumiéndotelo e intentando que los ticos me entiendan la comparativa: has de cuenta que vienes por una vía importante como el Paseo Colón y venimos por el carril de alta velocidad (60 k/h), y de repente una persona en un auto grande viene en el carril de alta pero en dirección contraria y nos impacta; en ese momento no nos dio tiempo de pensar, fue una imprudencia gigantesca. Esto vino a trastocarnos nuestra normalidad de vida. Ese día Lizzy venía conduciendo, yo venía de copiloto y Pablo atrás; todo fue muy rápido, yo quedé inconsciente. Otro auto nos chocó por atrás, siendo víctima también del accidente, pero él fue un héroe, se bajó con sus manos lastimadas y como vio humo en el auto vino a buscar a quién rescatar.

¿En qué tipo de carro viajaban ustedes?, ya que ayudó a evitar una fatalidad.

Una CR-V de Honda. La camioneta nos golpeó en el punto correcto, en la esquina donde la cáscara resiste el golpe. Nuestro auto quedó en pérdida total, pero resistió el golpe.

¿Cómo está su hijo Jorge Pablo?

Inicialmente yo fui el más complicado, pero Pablo fue el que se complicó después: tuvo una peritonitis, le hicieron una colostomía y aparte él siempre ha tenido problemas con los pulmones y con los bronquios. Las bajas defensas lo golpearon. Hace dos semanas estábamos en una encrucijada con Pablo, porque se le complicaron los pulmones, los bronquios y la parte cerebral; gracias a Dios los médicos supieron ponerse de acuerdo, reaccionaron y hoy, al momento de esta entrevista, él está estable.

¿Su esposa Lizzy cómo está? Y usted, cómo se siente luego de haber estado inconsciente durante tres días y ser sometido a una laparoscopia.

"Lizzy está muy bien, ella tuvo siete fracturas fuertes en la pierna, como buena mamá está enfocada en atender a Pablo. Ella va a tener buena rehabilitación de la pierna, estamos confiando en eso. Ella fue la que tuvo que reaccionar para pedir ayuda al quedar consciente luego del accidente.

"Yo estoy con terapia específica. Yo calculo que estoy al 95 por ciento en muchas cosas, incluído mi cerebro; estoy con esta terapia específica que ayuda a contrarrestar el mareo, eso va a estar ahí un rato. A mí me hicieron una operación de bazo, y en la parte estomacal voy respondiendo bien. Lo que traigo ahorita son resultados del golpe en la cabeza, eso es lo que me han estado cuidando y voy respondiendo. Estoy con terapias para que el cerebro recuerde lo que solía hacer por defecto, el simple hecho de volver a la guitarra ha sido un avance, ya lo tomé como una de mis tareas (de recuperación). No recuerdo nada de los primeros días, dicen que estaba consciente pero estaba como sedado".

Lizzy Watson y Martín Valverde tienen 31 años de matrimonio. Fruto de su unión nacieron tres hijos: Martín Gerardo, Daniela María y Jorge Pablo.
Lizzy Watson y Martín Valverde tienen 31 años de matrimonio. Fruto de su unión nacieron tres hijos: Martín Gerardo, Daniela María y Jorge Pablo.

¿Los médicos le han hablado sobre alguna posible repercusión?

Dentro de mi cuadro lo que tengo que hacer es ir despacio, tengo que redescubrir y retomar cuestiones básicas, no abusar como si estuviera normalizado porque no lo estoy. Ya retomé ejercicios de voz y ya vamos bien. Dicen que dentro de lo que corresponde me puede tomar entre seis meses de rehabilitación, en algunos casos se ha llegado hasta el año para recuperar todo.

¿Cuál es la finalidad de la rehabilitación?

Es para cuestión de sincronización. Dos terapeutas me están ayudando con la parte de la sincronización, son cosas como para aprender a caminar; no es que no esté caminando, sino que no lo estoy haciendo como se debe. Todo esto se debe a la conmoción por el golpe fuerte en el cerebro. Pero vamos rápido, estamos a mes y pico del accidente, he avanzado mucho.

¿Qué pasó con el conductor del vehículo que los impactó?

Quedó mal trecho en su propio auto, dada la velocidad con la que nos embistió, pero hoy anda como si nada. Finalmente ha dado la cara, sin pedir ningún perdón. Imaginamos que estaría bajo el efecto de algo extra en su sistema al momento del incidente que él mismo provocó. Bajo la ley, está limitado en movimientos mientras el seguro para terceros de su auto cubra todos los gastos. En esas estamos.

¿Tiene algún resentimiento contra él?

No, para nada, no acostumbro a cargar exceso de equipaje. Todo perdón es un proceso y para con él estamos en el buen camino, y no podemos, ni puedo agregarle ese ingrediente a lo que estoy viviendo como persona y como familia. No puedo generalizar, pero en muchos casos, el resentimiento y el rencor suelen ser el veneno que yo me tomo para que el otro se muera, y no es el caso.

Usted es conocido por su mensaje positivo y por ser una facilitador de herramientas para encontrar soluciones ante la adversidad. ¿Cómo le hace frente a esta situación?

Un día a la vez, hay algunas misivas de la vida cristiana que aquí se tienen que aplicar; una de las frases más ciertas que puede tener la Biblia es que “Donde somos débiles, Dios nos hace fuertes”. Voy aprendiendo poco a poco por qué nos tocó vivir esto. Hoy cuento mis bendiciones como nunca.

Con un concierto improvisado en el hospital, Martín Valverde celebró este 5 de mayo (2017) que su hijo Jorge Pablo se encuentra estable.
Con un concierto improvisado en el hospital, Martín Valverde celebró este 5 de mayo (2017) que su hijo Jorge Pablo se encuentra estable.

En ocasiones cuando las personas enfrentan este tipo de adversidades, llega un momento en el que se acercan mucho a Dios o sucede lo contrario. ¿Cómo esta prueba ha influído en su vida?

Yo a Jesús lo tengo como un gran amigo. Él prometió estar conmigo siempre, lo ha hecho, lo ha cumplido, veo su providencia, su asistencia, su cariño. Creo que lo que tocaría es que nos quede claro a todos que Dios garantiza una felicidad interna, pero no garantiza que no te ponga pruebas. Yo lo que puedo descubrir es que Dios sigue estando ahí.

¿Ha pensado incluir esta experiencia en algunas de sus charlas?

Sí, no lo dudes. Todavía estoy aprendiendo, guardando toda la información, un día a la vez, no hay prisa en esto, se recupera despacititico.

Luego de esta vivencia, ¿siente algún llamado artístico para crear?

Te puedo decir que la nota musical que traigo muy clara ahorita es la nota musical silencio, yo la tengo clara y sé que Jesús se va a glorificar en algo.

¿Por qué considera que el 20 de mayo es el tiempo óptimo para regresar a los escenarios?

(Risas) Muy buena pregunta, no es que sea el tiempo óptimo, es que ya la fecha estaba programada, y no la cancelamos. Había dos posiciones de la gente, decían que si estábamos locos y otros que sí, que lo hiciéramos, calculé con mis médicos y terapeutas y se pudo. No es que sea un recontrarequetesuperconcierto el que voy a dar, pero vamos a hacer todo lo que podamos en Mérida para que la gente salga contenta.

Muchos costarricenses han estado pendientes de su estado de salud, ¿tiene algún mensaje para ellos?

Quiero aprovechar porque creo que Dios me va a regalar algo que estoy esperando con ansias absolutas y es poder volver a Costa Rica, ver esas montañas, ese cielo azul, hablar con la erre arrastrada y comerme un gallo pinto. Quiero visitar el país, pero todavía no hemos definido la agenda. Cuando tenga una fecha definida me iré días antes para disfrutar de mi país.

Etiquetado como: