Costarricense y personalidades del medio del espectáculo como Ana Bárbara, Lucía Méndez, Germán Montero, Pedro Fernández, Yuri y Diego Verdaguer asistieron al homenaje.

 16 julio, 2015
La revista ¡HOLA! de México publicó esta fotografía de la costarricense junto al féretro de Joan Sebastian.
La revista ¡HOLA! de México publicó esta fotografía de la costarricense junto al féretro de Joan Sebastian.

México

José Manuel Figueroa acompañó a su padre por última vez en un escenario. Lo hizo arropado por el gremio de compositores de México, que durante años se convirtió en la otra familia del astro de la música popular mexicana Joan Sebastian.

Los restos del llamado "Rey del jaripeo", fallecido el lunes a los 64 años tras una dura batalla contra el cáncer, fueron trasladados este jueves al auditorio del Centro Cultural Roberto Cantoral, en la capital mexicana, donde la Sociedad de Autores y Compositores de México le rindió homenaje a quien fuera uno de sus integrantes más activos desde su afiliación, el 18 de junio de 1974.

"No tengo un discurso preparado, vengo nada más a darles las gracias de parte de mi familia, de parte de mi padre, por tantos años de reconocimiento del público, del gremio de los compositores", expresó Figueroa con la voz entrecortada, ante un abarrotado foro que fue inundado con una lluvia de aplausos y frases amorosas dedicadas al intérprete y su familia.

"Hoy entre que suspiro y respiro, se me vienen los recuerdos de mi padre, las palabras de amor, los consejos, también los regaños la verdad. Entre ellos, los regaños más importantes que llegó a darme fue que tengo que unificarme más con mis hermanos compositores, eso quiere decir que no me van a sacar de aquí. ¡Así que prepárense!", apuntó el músico, uno de los ocho hijos que procreó Joan Sebastian en cinco diferentes relaciones.

El emblemático compositor y pianista mexicano Armando Manzanero, quien funge como presidente de la organización, fue el encargado de dar inicio al homenaje a su colega y amigo, con quien dijo que compartió momentos inolvidables.

"Fue un señor que nos dejó un acervo musical maravilloso. Que van a pasar los tiempos, se irán los soles y se secarán los mares, y siempre existirá una canción de Joan Sebastian, definitivamente", expresó Manzanero.

La Sociedad de Autores y Compositores de México, encabezada por Armando Manzanero, rinden tributo al cantante.
La Sociedad de Autores y Compositores de México, encabezada por Armando Manzanero, rinden tributo al cantante.

"Todos sus hermanos (compositores) estamos muy afligidos, pero a la vez estamos muy felices de que seamos nosotros los que le digamos adiós. Porque un señor de la dimensión de Joan Sebastian nunca se irá", agregó el cantautor yucateco.

El féretro con los restos del autor de Tatuajes y Secreto de amor fue montado sobre el escenario del auditorio, hasta donde llegaron sus hijos José Manuel y Julián Figueroa (éste último procreado con la actriz y cantante costarricense Maribel Guardia) , sus hermanos Federico y Juan Marcos Figueroa, Manzanero y el presidente de la SACM, Roberto Cantoral Zucchi.

Personalidades del medio del espectáculo como Ana Bárbara, Lucía Méndez, Germán Montero, Pedro Fernández, Yuri y Diego Verdaguer asistieron al homenaje. También se anticipaba la llegada de Vicente Fernández, colega y amigo cercano del llamado "poeta del pueblo", a quien Joan Sebastian le produjo uno de sus álbumes más exitosos, "Estos celos", de 2007.

Afuera del recinto, ubicado al sur de la capital mexicana, cientos de personas hicieron largas filas y aguardaron el momento para ingresar al lugar y despedirse de quien, por más de cuatro décadas, le imprimió romanticismo a sus vidas a través de sus canciones.

El pasado junio la Sociedad de Autores y Compositores de México le rindió homenaje a Joan Sebastian, a quien entregó por primera vez la presea "Gran maestro". José Manuel Figueroa recibió entonces la estatuilla a nombre de su padre, quien ya se encontraba muy delicado de salud.

"¿Papá?", preguntó Figueroa en aquella ocasión a su padre antes de colocar el celular frente al micrófono para que el público escuchara la voz de Joan Sebastian, quien no ocultó su emoción al señalar que le deseaba salud a todos, porque eso era precisamente por lo que estaba luchando desde hace 16 años con mucho cariño y amor por la vida.

25 rosas, Maracas, Juliantla, Tatuajes, Y las mariposas y Verdad que duele son algunos de los más grandes éxitos pertenecientes a las casi 1.000 canciones que conforman el catálogo del llamado "poeta del pueblo", y que fueron inmortalizadas en su propia voz y en las de intérpretes como Vicente Fernández, Antonio y Pepe Aguilar, Lucero y Alberto Vázquez.

Joan Sebastian murió en Juliantla, Guerrero, la tierra que lo vio nacer, tras una larga lucha con el cáncer, enfermedad que le fue diagnosticada en tres ocasiones desde 1999. Ganador de cuatro premios Grammy y siete Latin Grammy, gozó de una prolífica carrera que le permitió lanzar más de 60 discos, acompañado siempre por su guitarra y su sombrero.

Etiquetado como: