Por: Jessica Rojas Ch. 5 diciembre, 2015

El cariño y la admiración por Maná se desborda en todos los rincones del estadio Ricardo Saprissa, en Tibás.

El recital de los mexicanos comenzó a las 7:41 p. m. con una buena dosis de rock gracias a la canción Prisión que sonó fuerte con la característica voz de Fher.

Es notable que la fanaticada de la banda de pop rock estaba deseando un nuevo encuentro con los artistas porque desde el principio del concierto los gritos y aplausos han acompañado cada uno de los temas que han sido interpretados, hasta aquellos que son más nuevos, como lo es el caso de Adicto, canción del último disco del grupo, Cama incendiada.

Como lo prometió el baterista Alex González en una entrevista previa con Viva, el espectáculo ha sido de altura y no han faltado las improvisaciones musicales durante el show.

Hasta el momento, han sonado éxitos como Religión, Cuando los ángeles lloran y Mi verdad.

Maná está de gira con el tour Cama incendiada, que promociona esta producción que acaba de obtener un premio Grammy Latino como mejor disco pop rock.

Etiquetado como: