Fanáticos Son administradores, artistas, amas de casa y funcionarios públicos, unidos por su admiración a Michael Jackson

Por: Melvin Molina 3 julio, 2014
Soldados.Ana Chacón (izquierda), Alonso Campos y Carolina Guzmán junto a su colección. Pablo Montiel
Soldados.Ana Chacón (izquierda), Alonso Campos y Carolina Guzmán junto a su colección. Pablo Montiel

Michael Jackson aún tiene fanáticos muy fieles a los que llamó su “ejército de amor”; son seguidores que admiran su música pero, en especial, conocen y valoran el ejemplo que el famoso artista mostró en vida, al ayudar a los más necesitados.

Costa Rica es sede de una pequeña unidad de infantería de este ejército, que se están organizando para seguir el ejemplo que marcó el Rey del Pop.

Ana Chacón, Carolina Guzmán y Alonso Campos son un buen ejemplo de estos soldados. Son cofundadores junto con otros del Ejército de Amor Michael Jackson Costa Rica , un grupo de admiradores del cantante.

Tienen su página oficial en Facebook desde la que difunden frases inspiradoras, entrevistas menos conocidas que le hicieron a Jackson o gente con la que tuvo un vínculo profesional.

Pero más importante que reunirse a escuchar su música o aprender de la historia del intérprete, ellos tienen como parte de sus objetivos llevar alegría a niños menos afortunados.

Larga pasión. Cuando era una niña, Ana Chacón recibió un póster de The Jackson Five como regalo de su padre; para ese entonces, ya era fan del pequeño Michael. Son contemporáneos y desde esa época la historia de esta vecina de Desamparados está ligada a la del Rey del Pop.

“Creo que Michael Jackson era único, era un genio y cuando personas como él aparecen marcan las vidas; él me marcó para siempre”, aseguró Chacón.

Chacón recordó que a principios de la década de 1980 el cantante ya era bastante conocido en el país. En esos años comenzó a comprar sus primeros artículos de colección, como revistas, discos y otros que aún conserva en un espacio de su casa.

Recuerdos. Cada artículo tiene para ellos una historia que los conecta con el Rey del Pop. Pablo Montiel
Recuerdos. Cada artículo tiene para ellos una historia que los conecta con el Rey del Pop. Pablo Montiel

Su familia respeta que ella tenga un espíritu de niña, que le gusten las fiestas con bombas de agua y que una parte de su tiempo libre lo dedique a conocer más de la vida de este rey.

Entre más lo conoce, más lo admira y ahora está capacitándose para ayudar a niños en riesgo social y así multiplicar el legado de Michael Jackson.

Imitadora. Carolina Guzmán tenía ocho años cuando el videoclip de Earth Song la impactó tanto que, desde entonces, admira al intérprete de ese tema.

De joven estudió danza, lo imitó en actos culturales de la secundaria y cada vez que en el televisor aparecía alguna coreografía de Jackson ella corría para bailarla.

La vida la llevó a ser administradora de empresas, pero un buen día dejó todo tirado y comenzó a ganarse la vida como imitadora del Rey del Pop.

“Nunca pensé dedicarme a esto, pero la vida te presenta oportunidades y la mía llegó hace dos años cuando estaba haciendo un tributo musical en el que bailo”, dijo la joven de 26 años.

Económicamente, hizo cambios porque los ingresos eran menores, pero su felicidad incrementó y quiere que siga así. Cuando es necesario busca un trabajo temporal para salir al paso con las cuentas.

Guzmán disfruta la emoción de transmitir el baile y la música de su artista durante sus tributos, pero le llena más el corazón difundir la obra humanitaria de Jackson: su amor por la naturaleza.

Un ejemplo. Cuando Alonso Campos conoce a alguien, lo segundo que conoce de él es su admiración por el intérprete de Scream .

Todo comenzó en el colegio cuando unos amigos le grabaron dos casetes con algunas canciones del Rey del Pop. Pero, en especial, lo impactó escuchar Will You Be There , con su introducción y mensaje de lucha.

Este funcionario público no se cansa de escuchar la música del cantante, pero la mayor parte de su tiempo lo invierte en estudiar la vida y luchas a las que se enfrentó el artista.

“Nunca me voy a cansar de escuchar su música, de ver sus videos, porque verlo a él (Michael Jackson) es como volar, estudiar su vida más allá de sus acciones como ser humano. (Ser fan) es vivir su fe y su fe es el amor y con lo que uno hace divulga ese mensaje de amor, como no maltratar a los animales o escuchar a los niños que son seres sabios”, añadió Campos.

Escucharlos hablar es una puerta abierta a las más distintas anécdotas del cantante, pero en especial queda en evidencia que no se trata de una locura, sino de un respeto por un artista que invirtió millones de dólares en ayudar a otros y desde Costa Rica este ejército tratará de seguir su ejemplo.